La importancia de redactar una oferta de trabajo eficaz

Una herramienta clave para ubicar a los candidatos mejor calificados al iniciar un proceso de contratación, es el Anuncio de Vacante, por ello, resulta fundamental dedicar tiempo y esfuerzo en su elaboración, ya que de otra forma podría perder su utilidad al caer en descripciones confusas, vagas o incorrectas del trabajo que se ofrece. Para redactar una oferta de trabajo eficaz, el portal especializado en información para PyMEs, SME Toolkit, te recomienda:

– Evitar generalizaciones

Al describir las funciones y responsabilidades que el empleado tendrá a su cargo se debe ser muy específico. Una forma de lograrlo es pensar en los beneficios que el nuevo trabajador aportará a la empresa, consumidores, socios, etc. Por ejemplo, si necesita a alguien que atienda el mostrador en un videoclub, no basta con escribir el nombre del puesto, debe escribir  algo como: busco persona que “oriente a los clientes en la elección de películas que les puedan interesar, con base en sus gustos”. Así, el postulante sabrá que necesitan alguien a quien le encanten las películas y que pueda transmitir su entusiasmo e incluso conocimientos a los clientes.

– Definir prioridades

Cuando se han definido las responsabilidades y funciones del puesto, es necesario someterlas a un proceso de jerarquización, es decir, ordenar cada una según su importancia. Empezar con las habilidades que son inherentes al cargo es una buena opción, ya que de esa manera el anuncio informará mejor los requisitos para ocupar eficientemente la vacante, enseguida lo que es simplemente deseable y al final lo que sería un plus. En conclusión, establecer prioridades ayuda a determinar lo que puede o no puede ser prescindible.

– Usar criterios mesurables

Es importante ser explícito sobre el tipo de desempeño que se busca en los candidatos y, si es posible, utilizar formas de cuantificar esos criterios mediante números o fechas. Esto evitará contratar a una persona que, si bien desempeña las tareas necesarias, tiene una baja productividad o rendimiento. Por ejemplo, si se busca un contador será pertinente indicar la frecuencia con que debería actualizar las cuentas por cobrar: diario, una vez por semana, cada mes, etc.

– Consultar a los demás trabajadores

Algo muy importante es reunirse con los miembros de la empresa que trabajarán con el nuevo empleado, para saber qué otras funciones, además de las básicas, debería realizar esa persona. Las aportaciones que reciba tendrán un valor incalculable, ya que son ellos quienes conocen mejor las necesidades no evidentes, pero indispensables, de la vacante en cuestión.

Karina Hernández Barrera

Deja un comentario