Las 4 claves para la transformación en este 2011, según Regus

El 2010 fue un año de pruebas para los negocios, ya que hubo diversos indicios de recuperación y crecimiento económico, pero estuvieron acompañados de muchas turbulencias.

La crisis de la deuda de la eurozona, por ejemplo, ha cobrado su precio en las economías de Europa. Los efectos se han visto en todo el viejo continente, y especialmente en España, Irlanda, Portugal, Italia y Grecia. Los paquetes de rescate financiero han contribuido a evitar un pánico más profundo en la cuestión  financiera, pero la crisis de la zona del euro es un recordatorio más de que los eventos financieros no se detienen en las fronteras nacionales. Los eventos en un país o región pueden extenderse rápidamente por todo el mundo.

En la actualidad cualquiera de las decenas de países podrían estornudar y el resto del mundo podría venirse abajo con neumonía y para muestra nuestro país, ya que cuando Estados Unidos lo hace, nosotros nos resfriamos. Por tal motivo, los gobiernos, las empresas y los inversionistas están muy conscientes de esta medida, por lo que se encuentran muy nerviosos sobre el comportamiento económico de este 2011.

Tomando en cuenta esta tendencia, Regus ha desarrollado 4 Claves para que las empresas puedan hacer frente a la incertidumbre y realicen una transformación hacia el éxito en este año que inicia.

1.    A la espera de lo inesperado

Los acontecimientos de 2010 también nos recordaron  la necesidad de esperar lo inesperado. Por ejemplo, quien se hubiera imaginado que una nube de ceniza volcánica de Islandia cerraría gran parte del espacio aéreo europeo por casi un mes. Los negocios se vieron afectados, por supuesto, pero rápidamente encontraron formas de soslayar el problema: una de ellas, fue que encontraron en la comunicación de vídeo, la sustitución perfecta para  sostener las famosas reuniones cara a cara con el personal de diferentes países, por lo que represento además de una gran solución en el proceso, un gran ahorro de dinero y esfuerzo.

Esto es una ilustración perfecta de la forma en que la información y las comunicaciones permiten a las empresas hacer frente a lo inesperado, sin embargo, esta ayuda se verá reforzada si se cuenta con planes de contingencia y así prevenir que algo inesperado suceda,  lo que sin duda marcará la tendencia entre las empresas para este año nuevo.

2.    Transformación y optimismo

La recesión afecto a todos los negocios sin importar su tamaño, en algún momento del 2010, por lo que varias empresas han declarado que el año pasado ha representado un año de retos, ya que se enfrentaron a una de  las peores recesiones económicas, la cual ha transformado la forma de administrar las empresas y el panorama de hacer  negocios.

Por tal motivo, dependerá de las empresas ver la transformación como una oportunidad o una amenaza. Una clara muestra de ello, son las PyMEs exitosas en México, las cuales han tenido que innovar, ser más eficientes y actuar de una manera más inteligente, como resultado final, muchas de ellas se han vuelto más competitivas ante un mercado volátil.

El 2011 se percibe que estará lleno de incertidumbre, por lo que se regirá de cambios. Las  cosas no serán como antes, ante esta situación algunas empresas tendrán que salir del mercado, sin embargo las empresas que estén dispuestas a transformarse y sean optimistas, saldrán adelante ante lo inesperado.

A finales del 2010, Regus solicitó las opiniones de más de 10,000 empresarios de 78 países sobre sus expectativas del año 2011, a lo que casi siete de cada diez (69%) de las empresas comentaron que esperan aumentar sus ingresos a lo largo de este año que comienza. Este optimismo se extiende a nuestro país, ya que  se prevé un repunte laboral, pues un 41% de los negocios planea contratar nuevo personal.

Asimismo, el mercado mexicano contará con condiciones económicas favorables, gracias a la estrategia de cobertura por parte del Gobierno Federal se presentan  condiciones firmes, por lo que el país se  mantendrá como un importante receptor de inversión extranjera en este 2011, coinciden especialistas financieros.

3.    Nuevas formas de trabajo

Las prácticas de trabajo flexibles no solo ayudan a las empresas  a reducir sus gastos, sino que también les auxilian a gestionar su capital humano. Y es que de acuerdo a la perspectiva de las empresas mexicanas por contratar más personal, habrá una mayor competencia por conseguir y retener al mejor talento. Las empresas necesitarán atraer y retener ese talento con nuevas opciones de trabajo, como: ofrecer la posibilidad de trabajar desde casa, trabajar dentro de un horario flexible, adaptar sus patrones de trabajo al estilo de vida de sus empleados y así obtener excelentes resultados en el rendimiento laboral.

Los beneficios de estas prácticas de trabajo pueden ser múltiples: eliminar el tiempo que invierte el empleado en el trayecto de su casa a la oficina y  así provocar en él una motivación para trabajar con eficiencia y productividad. Es algo que todo empresario con visión de futuro debe estar pensando en el 2011 o sino es que ya lo está realizando.

4.    Un enfoque más ágil

Dado que la globalización se acelera, las empresas tendrán que hacer este tipo de pensamiento con mayor rapidez que antes, por lo que deberán estar preparadas para actuar rápidamente. A lo largo de 2011 surgirán nuevas oportunidades para cada tipo de negocio. Lo importante es no dejar que estas oportunidades pasen sin aprovecharlas.

Al igual que 2010, el 2011 traerá transformación y renovación. Además, ofrecerá nuevas oportunidades para todas las empresas, nuevos retos y nuevos competidores. Sí las empresas realmente quieren prosperar,  necesitarán de: agilidad, innovación y eficiencia, para estar siempre con un paso adelante del resto de sus competidores.

Redacción

Deja un comentario