Las claves fundamentales para triunfar en tu entrevista

“Si fuiste invitado para participar en una entrevista, la empresa está ya interesada en ti, que esa sea tu motivación”.

Para brillar en el transcurso de una entrevista es necesario conocer y potenciar nuestros conocimientos. La gran mayoría se pregunta qué hacer cada vez que vamos a una entrevista, cómo dirigirnos, cómo debemos mostrarnos y lo más importante cómo ser atractivo para la vacante que buscamos cubrir.

-Analízate. Esta observación va desde tus competencias técnicas, pasando por la personalidad, llegando hasta la adaptabilidad. Es sumamente importante poder ilustrar con ejemplos cada una las cualidades que se poseen. El objetivo es demostrar que aquello que has realizado, te ha dejado una serie de competencias en adecuación con las exigencias del puesto a cubrir.

-Reflexiona sobre tu futuro. Pregúntate sobre tus proyectos personales y profesionales, define tus metas con la finalidad de tener un panorama claro sobre lo que buscas en este momento y las condiciones que te llevarán a tu objetivo.

Debemos tener en claro los dos momentos que se viven en el proceso, el primero es el previo a la entrevista y el segundo durante la misma. Hay que considerar que la preparación es una condicionante del éxito, la cual te permite conocer tus virtudes e iniciar su potencialización. Por lo que debes tomar en cuenta las siguientes puntos:

-Conoce la empresa a la cual quieres pertenecer. Busca información sobre ella, la actividad del sector y el mercado al que pertenece, sus competidores, así como los productos, los servicios, la estructura y la cultura laboral. Uno de los lugares donde encontrarás gran parte de la información es en su sitio web.

-Investiga la vacante para la que aplicas. Es muy importante conocer la descripción y responsabilidades de la posición para la cual te postulas. Si estás siendo asesorado por un consultor, él puede darte toda la información que necesites al respecto.

-Piensa en hechos concretos. Para cada responsabilidad se capaz de exponer brevemente tus competencias acompañadas de las características de la empresa en donde las practicaste (tamaño, cifra, sector); presenta tus resultados, logros y experiencias positivas.

-Qué puedes aportar. De acuerdo con tu experiencia previa, piensa qué valor agregado puedes darle a la posición y a la empresa.

-Prepara tu dudas. Haz una lista de preguntas para que tengas información adicional, y así, puedas tener una visión completa de la posición.

Ya en la entrevista podrás poner en practica todo lo que preparaste previamente. Recuerda que la actitud tanto anímica como corporal forman parte de la impresión que das, a través de éstas puedes demostrar seguridad, interés, empatía pero sobre todo dominio del conocimiento obtenido.

-Prepárate. Si no conoces la ubicación exacta de la empresa, puedes ir al lugar uno o dos días antes para evitar contratiempos; en caso de que la cita sea inmediata, pregunta sobre referencias para ubicarte. El día de la entrevista considera tiempo extra para cualquier imprevisto. Viste presentable, con colores sobrios, cuida tu imagen personal, evita fumar antes de ingresar al edificio. La puntualidad es un factor clave, de modo que es recomendable llegar a la cita 10 minutos antes de lo acordado.

-Entrevista. Saluda al entrevistador de pie, con un firme apretón de manos y una sonrisa. Recuerda que el lenguaje corporal es fundamental, siéntate erguido con ambos pies en el suelo; habla claramente y con confianza. Trata de mantener un nivel cómodo y siempre hacer contacto visual.

Por lo general, el reclutador inicia con una plática introductoria sobre la empresa y sus actividades. Enseguida, describe las responsabilidades de la vacante para pasar a preguntas específicas sobre tu experiencia académica, profesional, habilidades, cualidades, aptitudes, valores y conocimientos. Preguntará sobre tu historial laboral, la duración en cada empresa, los logros obtenidos en cada cargo, así como las razones de separación. Si la vacante lo amerita, realizará un examen teórico-práctico para evaluar los conocimientos y aptitudes.

Finalmente, cuestionará si existe alguna duda de la empresa, vacante y las responsabilidades que conllevan. Este es el momento idóneo para que despejes tus dudas. Al salir, despídete amablemente. Recuerda que el entusiasmo es fundamental, incluso si tienes algunas reservas; éstas pueden ser discutidas en etapas posteriores.

Con estas claves, estás listo para tener éxito en tu entrevista, pues todo lo que debes hacer es prepararte, relajarte, tener confianza y triunfarás.

Sylvain Namy, Director de Page Personnel México

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”cUT41kbb_Yc”]

Deja un comentario