Más que reciclaje de chatarra, una práctica ecológica

Gerdau en México, es en la actualidad un grupo de empresas que más impulsa esta práctica ecológica que beneficia a su industria y a toda la sociedad.

En general, el reciclaje es visto tan sólo como una iniciativa ambiental, sin embargo, en México y en todo el mundo éste es un negocio de grandes dimensiones que también tiene beneficios económicos para la comunidad (por ejemplo, en cuanto a lo laboral, miles de familias obtienen sus ingresos de esta actividad). Adicionalmente, es rentable y viable tanto en grandes como pequeñas ciudades, debido a que la población humana es potencialmente generadora de materiales reciclables.

Específicamente el reciclaje de chatarra (se necesitan 1.15 toneladas de ésta para producir una tonelada de acero) contribuye ambientalmente a la reducción de materiales ferrosos en los rellenos sanitarios, los cuales no son biodegradables en el corto ni en el mediano plazo, y evita la expansión de estas zonas. Por otra parte, el uso de acero reciclable supone la disminución en el consumo de recursos naturales como carbón  y mineral de hierro, además de disminuir los impactos ambientales que conlleva la explotación minera.

Además, las chatarras ferrosas útiles para la industria siderúrgica (tanques de gas, calentadores, vehículos, barcos, maquinaria industrial, tuberías, material estructural de construcciones, alambres, ferrocarriles, etc.) tienden a contaminar visualmente las ciudades al no poder ser desechados como basura. No obstante, con el proceso de chatarrización el segundo ciclo de vida de estos materiales aporta al desarrollo de infraestructura y al crecimiento del país.

¿Cómo y cuándo se puede reciclar la chatarra?

Lo más importante a tener en cuenta en el momento de reciclar cualquier material es la selección o separación de los materiales para su desecho. En el caso de los materiales ferrosos en los hogares (comúnmente los refrigeradores, calentadores y vehículos), se puede contactar a un centro de reciclaje para que los recoja, pues por sus dimensiones no pueden botarse a la basura. Por su parte, los vehículos deben llevarse a una siderúrgica o a una empresa autorizada para su destrucción.

Identificar el momento para desechar y reemplazar este tipo de bienes cuando han cumplido su ciclo de vida también es fundamental, pues de esta forma se mejora la eficiencia de éstos y se reducen las emisiones al medio ambiente, al consumir menos energía para su funcionamiento

Y, si bien, todos podemos ser partícipes de este proceso, en México, para el año 2011, Gerdau tiene planes de educación en este aspecto para generar mayores incentivos que modifiquen los hábitos de consumo de los mexicanos, y, a la vez, dinamicen la economía a partir de la renovación de electrodomésticos y artículos de acero. Sólo así podremos elevar la tasa de este tipo de reciclaje (proporción del acero reciclado sobre el producido), tal como se ha logrado en Europa, en donde el año pasado se alcanzaron tasas del 90% en países como Bélgica y Alemania, o del 80% en Suiza, Austria y Holanda.

La población en general debe tomar conciencia de la importancia que tiene el reciclaje para el planeta, pues a todos los materiales se les puede dar un nuevo ciclo de vida útil. En la medida en que se eliminen eficazmente los desechos y se preserven los recursos naturales. Esa es la confianza que Gerdau Corsa Metálicos hace desde su industria.

Sobre Gerdau

Gerdau es líder en la producción de aceros largos en América y es una de las más grandes proveedoras de aceros largos especiales en el mundo. Tiene más de 40.000 colaboradores y presencia industrial en 14 países, con operaciones en las Américas, en Europa y en Asia, las cuales suman una capacidad instalada superior a 25 millones de toneladas de acero. Es la más grande recicladora de América Latina y, en el mundo, transformando anualmente, millones de toneladas de chatarra en acero. Con alrededor de 120.000 accionistas,  la Gerdau S.A está en las listas de las bolsas de valores de Sao Paulo Nueva York y Madrid.

Sobre Gerdau en México

•    Su primera incursión en el mercado mexicano fue en marzo de 2007 con la adquisición de Siderúrgica Tultitlán (Sidertul), empresa mexicana con más de 50 años de experiencia nacional.

Agencias

Deja un comentario