¿Por qué se hay más créditos para las mujeres?

En México existen diversas instituciones microfinancieras, con una amplia oferta de productos y servicios que se encuentran dirigidos principalmente a mujeres. ¿Cuál es la razón?

De acuerdo con información de IESE Business School Universidad de Navarra, son tres los factores que determinan esta situación:

• Las mujeres administran mejor los recursos por su condición de amas de casa y madres de familia.

• Existe una mayor probabilidad de que el dinero que llega a sus manos sea utilizado para sus hijos, lo que tiene mayor impacto en el bienestar de su familia.

• Pueden desarrollar mejor sus capacidades, atribuyéndoles mayor poder y oportunidades para lograr equidad en el hogar, el trabajo y su comunidad.

Esto es fundamental para las microfinancieras, ya que basan la autorización de sus productos en un voto de confianza a sus clientes, quienes pertenecen en su mayoría al sector poblacional de bajos recursos económicos y, por ende, cuentan con pocas o nulas garantías físicas para respaldar un crédito.

Desafortunadamente, aunque hoy en día el surgimiento de estas instituciones va en ascenso, muy pocas son las personas que acuden a ellas para conseguir financiamiento y desarrollar sus proyectos productivos. El motivo: la falta de información sobre los beneficios que ofrecen.

Considerando tal situación, IESE Business School Universidad de Navarra ha dado a conocer los principales ventajas que se obtienen al contratar los servicios de una microfinanciera:

– Aumento del ingreso en los hogares: se mejoran el nivel y calidad de vida de las personas con bajos recursos al proporcionarles financiamiento para actividades empresariales.

– Acumulación de activos: con el incremento del ingreso, la posibilidad de ahorro y el acceso al crédito, las familias tienen medios para mejorar su casa, comprar bienes duraderos y construir su patrimonio.

– Superación de las condiciones de pobreza: el aumento de los ingresos y la acumulación de patrimonio inicia un círculo virtuoso de fortalecimiento financiero.

– Protección frente al riesgo: al generar activos cuentan con artículos que pueden utilizar como garantía para defenderse en periodos de crisis. Además, algunas microfinancieras cuentan con microseguros de vida, salud y vivienda que les ayudan a proteger su patrimonio.

– Empoderamiento de la mujer: las mujeres que participan en programas de microfinanzas suelen tener más autoestima y confianza en sí mismas, se vuelven más visibles en sus comunidades y tienen más participación en la esfera pública, al tiempo de hacerse de sus activos propios.

Considerando tales beneficios, el gobierno mexicano lanzó el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario (PRONAFIM), cuya meta principal es el establecimiento y consolidación del sector microfinanciero, para fortalecer la economía de poblaciones rurales y urbanas en situación de pobreza, mediante créditos que les permitan generar oportunidades de autoempleo.

Los interesados en contratar el servicio de alguna microfinanciera respaldada por  dicho programa pueden consultar los productos, montos de préstamo y requisitos que establecen algunas de ellas en la siguiente dirección: http://www.condusef.gob.mx/Revista/PDF-s/2010/129/credito_ellas.pdf.

Con información de Condusef

Karina Hernández Barrera

Deja un comentario