Que los obstáculos impulsen tu éxito en 2011

Un año más está por culminar y muchos empresarios alistan festejos por las metas que, tras un periodo de incertidumbre económica en 2009, lograron concretar. Desafortunadamente no todos corrieron con la misma suerte y, justo en estas fechas, atraviesan por una situación difícil. ¿Cómo superar estas complicaciones e iniciar el año nuevo de forma positiva?

Antes que nada, la especialista en imagen ejecutiva, Gaby Vargas, recomienda evitar actitudes derrotistas y enfrentar los errores cometidos, ya que de ellos se pueden obtener importantes ventajas.

Leíste bien. Según Vargas, asumir los fracasos plantea beneficios como:

– Descubrir y eliminar hábitos nocivos. Esto impulsa a comenzar de nuevo para mejorar las actividades no sólo en el trabajo, también con la familia y los amigos.

– Suplir la vanidad y la arrogancia con humildad, ofreciendo una mejor perspectiva del camino a seguir para tener relaciones estables y armoniosas con los demás.

– Hacer un recuento de las cualidades y habilidades tanto físicas, como espirituales.

– Estimular la fuerza de voluntad, desarrollar la creatividad e incrementar la  energía para vencer el mayor número de retos.

Pero, lo más importante: El fracaso estimula en los seres humanos la madurez intelectual, brinda experiencia, sabiduría y paciencia.

Para ilustrar lo dicho, Gaby Vargas cita una conversación que escuchó entre el dueño de una importante compañía y su gerente.

El directivo le preguntó a su jefe cómo llegó a tener tanto éxito en su profesión. “Tomando buenas decisiones” respondió el empresario.  “Pero cómo aprendió a tomar buenas decisiones”, insistió el ejecutivo. “De la experiencia”, escuchó como respuesta. “¿Y cómo obtuvo la experiencia?” volvió a preguntar el gerente. “De tomar malas decisiones”, finalizó el hombre de negocios.

Con base en lo anterior, Vargas afirma: Cometer errores no es tan trágico como suponemos. La gente exitosa puede hablarte con orgullo de las equivocaciones que tuvieron en su camino; además, se enorgullecen de los logros que resultaron directa o indirectamente de ellos.

Así, la especialista concluye: Es un hecho que la gente triunfadora se distingue por hacer uno y mil intentos para lograr y concretar sus metas, porque el que no arriesga, no gana.

Ahora sólo queda preguntarte, ¿qué tipo de persona quieres ser en este 2011?

Con información de: Mejor, con Gaby Vargas (de MVS Radio)

Karina Hernández Barrera

Deja un comentario