Facturación Electrónica, apóyese en Bussines Intelligence

Este año, la factura electrónica en México dejó de ser una opción de mejora para convertirse en una obligación para cerca de  300 mil contribuyentes que facturan más de 4 millones de pesos anuales.

Si bien podría verse como una imposición fiscal, el ahorro que representa es un gran aliciente para las empresas y los contribuyentes, ya que el manejo de papel y tiempo se reducirán notablemente.

El contar con un sistema que, además de poder manejar facturación electrónica, cuente con módulos de Bussines Intelligence (BI) permitirá a las empresas enfocarse en un control de múltiples aspectos para elegir estrategias empresariales orientadas al éxito. Entre  ellas:

– Evaluar el estado real de la salud de su negocio.

– Efectuar reducciones en costos previstos y reforzar el flujo de caja.

– Buscar oportunidades para innovar, invertir o lograr ventaja competitiva.

– Capacitar y facilitar a los empleados la toma de acciones y decisiones de una manera más coordinada.

– Actuar rápidamente para generar impacto, para aprovechar nuevas oportunidades o identificar áreas de ahorro.

La inteligencia de negocio dinámica puede dar rápida respuesta a los asuntos derivados de la actividad empresarial. El hecho de que la inteligencia de negocio obtenga una alta puntuación en la lista de prioridades de la mayoría de las organizaciones no es una mera casualidad. Las nuevas formas de llevar aspectos vitales del negocio, como la facturación, obligan a tener un soporte de BI flexible, confiable y de rápido acceso.

Aprovechar los datos como parte de los activos de una organización es una de las  responsabilidades más importantes del director de Tecnologías de la Información o CIO. Los sistemas de tecnología de la información bien planificados ofrecen una visibilidad más integrada del negocio lo que se traduce en una gestión más eficaz y eficiente. El convertir los datos en información y, por tanto, en conocimiento permite una adecuada toma de decisiones y, al mismo tiempo, proporciona una verdadera transparencia empresarial.

Los proveedores que no manejen facturación electrónica, quedarán rezagados tanto en competitividad, como en cumplimiento de normas, lo cual hará que cada vez se reduzcan más sus solicitudes y eventualmente, enfrenten multas y pérdida de flujo de efectivo.

A medida que el mercado de BI continúa transformándose, los sistemas de nueva generación que están preparados para enfrentar retos como la facturación electrónica, obtendrán reconocimiento por hacer que la información esté disponible en todos los ámbitos, a un costo accesible y con rapidez, y especialmente por ofrecer BI de forma masiva.

Con aplicaciones fáciles de usar que generan rápidamente información precisa y procesable, los negocios ya no necesitan imaginarse un mundo de simplicidad y sofisticación. BI de nueva generación está aquí hoy, y ha venido para quedarse.

La tecnología disruptiva de Business Inteligence, con tiempos de implementación dinámicos y cortos, se convierte entonces en una herramienta que generará muchísimo valor, eficiencia y toma de decisiones instantánea, facilitando el control y la administración de estas nuevas actividades de Facturación Electrónica

Marcelo Massonneau, Miembro del Consejo de QlikView México

Información Relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”_1y5jBESLPE”]

Deja un comentario