PyMEs del sector vivienda deben especializarse: Ernst & Young

Ante un escenario de reducción del rezago de vivienda en el país, calculado en 8.9 millones de casas, los empresarios medianos y pequeños deberán reestructurarse para subsistir en un entorno en el que no más de ocho grandes empresas atenderán el segmento de interés social, asegura la consultora Ernst & Young.

En la opinión de la firma las PyMEs del sector tendrán que fusionarse para fortalecer sus capacidades y acceder a fuentes de financiamiento alternativas que les permitan atacar nuevos nichos, “los empresarios deberán diseñar sus planes de negocio bajo un enfoque de especialización con el fin de atender nichos específicos, como la vivienda de nivel medio o de casas usadas”, comentó Roberto Cuarón, Socio del área de Servicios de Asesoría en Transacciones de Ernst & Young.

Por lo anterior se estima que sólo las empresas desarrolladoras más sólidas construirán los proyectos de casas de interés, por lo cual el sector PyME deberá  diversificar sus fuentes de financiamiento debido a la reducción del déficit de viviendas económicas y al hecho de no poder recurrir a los organismos federales para adquirir reserva territorial y desarrollar infraestructura.

“Habrá fusiones entre empresas chicas y medianas para fortalecer capacidades y poder mantenerse como jugadores de la industria, así como para obtener financiamiento de fuentes distintas al Infonavit o Fovissste”, dijo el especialista durante el foro Novedades y tendencias de la industria de la vivienda en México, organizado por Ernst & Young.

Al respecto del financiamiento se explicó que la Bolsa Mexicana de Valores ofrece una alternativa a la emisión de deuda para financiar proyectos de largo plazo: los Certificados de Capital de Desarrollo (Cecades), no obstante, para tener acceso a ellos, las empresas deben mostrar experiencia, reputación y un sólido plan de negocios, “otra opción es fondearse mediante una colocación a través de un Fondo de Capital Privado que les ayude a gestionar una operación agresiva con salida a la Bolsa de Valores”, explicó Cuarón.

Por su parte, Eduardo Ramírez, Socio del área Fiscal de Ernst & Young, destacó que México debe incorporar propuestas que alienten el dinamismo del sector como lo hacen los países pertenecientes al grupo de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) donde se ofrecen estímulos fiscales federales al desarrollo de viviendas.

“Si bien los resultados reportados por el sector vivienda en 2010 generan optimismo para el desarrollo sostenible de esta industria en México, el Gobierno debe incorporar diversas figuras fiscales que estimulen la inversión en el sector y dinamicen aún más su desempeño. No existen estímulos en el país, solo la deducción de intereses en el caso de créditos hipotecarios”, concluyó Ramírez.

Aunado a la problemática de un escaso financiamiento Ernst & Young expresó también que el sector continúa preocupado por la aplicación del IVA adicional a la vivienda.

A pesar del panorama, en el mismo evento, los directores del Infonavit, Conavi y Sociedad Hipotecaria Federal coincidieron en señalar que las metas de desarrollo de viviendas de interés social fijadas para el año pasado a nivel nacional se cumplieron y que las perspectivas para el sector durante el 2011 se avizoran optimistas.

Con información de Ernst & Young

Ariadna Cruz

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”iY4guAuvsvI”]

Deja un comentario