¿Qué están haciendo las empresas en materia de Factura electrónica?

Este reporte analiza los resultados de la encuesta sobre Factura electrónica (FE) realizada por Netmedia Research en colaboración con Select, y permite entender qué tan informadas están las organizaciones respecto al tema de factura electrónica, cómo se están preparando para cumplir con este nuevo requerimiento y cuáles son los principales retos y/o beneficios de la factura electrónica que vislumbran las principales empresas en México, entre otros temas.

Factura electrónica: objetivos de la investigación

La entrada del año 2011 trajo consigo cambios en las reglas fiscales a partir de que la Cámara de Senadores aprobara las modificaciones al Código fiscal de la federación para hacer obligatoria la factura electrónica para personas físicas y morales. La importancia de estos cambios es trascendental tanto para las empresas obligadas a realizarlos como para la industria que verá en estas nuevas regulaciones una oportunidad de mercado.

El objetivo de esta investigación realizada a finales de 2010 es conocer la opinión de las empresas sobre la factura electrónica, saber qué tan informadas están actualmente y cómo se están preparando para cumplir con los nuevos requerimientos. Esta investigación permite también identificar los principales retos que enfrentan hoy en día estas empresas de cara a las nuevas regulaciones. Asimismo se delimitan los beneficios que la nueva regulación traerá consigo, la opinión de las empresas sobre el horizonte que ven en la ejecución del cambio al interior del negocio.

Conocimiento del entorno

A partir del primero de enero de 2011 se inició el cambio hacia el uso generalizado de la factura electrónica. Los nuevos mecanismos de comprobación fiscal aseguran que a partir de esta fecha los contribuyentes expidan documentos digitales como comprobantes por las actividades que realicen.
Dentro de este nuevo esquema, las empresas con una facturación anual de más de 4 millones de pesos están obligadas a emitir facturas electrónicas. Estas empresas podrán emitir comprobantes impresos con código de barras, sólo para operaciones de montos inferiores a los 2,000 pesos.

Por otra parte, las empresas que facturan menos de 4 millones de pesos anuales podrán seguir expidiendo comprobantes fiscales impresos. Estos comprobantes, sin embargo, tendrán un elemento de seguridad adicional proporcionado por el SAT.

Finalmente, los actuales comprobantes fiscales impresos, podrán seguir utilizándose hasta vencerse, sin importar el monto que amparen.

A pesar de que el 88% de las empresas encuestadas opina que no se han difundido adecuadamente los esquemas de FE entre las empresas por parte de la autoridad, y que el 77% no cree que las reglas y esquemas definidos por el SAT para la adopción de la FE sean claras, a pesar de ambos hechos, el grado de conocimiento  respecto a las fechas de entrada en vigor de los nuevos mecanismos de comprobación fiscal es grande entre las empresas que formaron parte en la presente investigación: a finales del 2010, el 92% de las empresas encuestadas estaba al tanto de la fecha límite para comenzar la expedición de comprobantes fiscales digitales (facturas electrónicas) lo cual refleja un amplio conocimiento del entorno en el que se desenvuelven. Sin embargo, el conocimiento en cuanto a las sutilezas de entrada en vigor de la regulación, disminuye: sólo el 2% de los encuestados que está al tanto de la fecha a partir de la cual será obligatorio expedir FE, menciona diferencia de dependiendo del tamaño de la empresa, el monto de los recibos, etc.

Sólo el 8% de las empresas encuestadas no estuvo al tanto de la fecha a partir de la cual sería obligatorio expedir FE, estas empresas, pertenecientes a ambos sectores económicos por igual, son, sorprendentemente, corporativos en su mayoría.
Los documentos que integran el esquema de comprobantes fiscales vigentes a partir del 2011 son:
1.         Comprobantes impresos (facturación tradicional)
2.         Comprobantes impresos con código de barras bidimensional (CBB)
3.         Comprobantes fiscales digitales (CFD)
4.         Comprobantes fiscales digitales por internet (CFDI)
Conocerlos permitiría a las empresas prepararse en cuanto a las medidas necesarias y las soluciones a adoptar en 2011. El 77% de las empresas respondiendo en 2010 saben qué documentos integran el esquema de comprobantes fiscales digitales; en este rubro, las empresas más informadas son las grandes. Destaca el hecho de que la mayor cantidad de empresas que desconocen los documentos que integran el dicho esquema entre las empresas encuestada, son empresas chicas. Las empresas medianas presentan el más alto índice de conocimiento al respecto.

Las empresas en el sector de servicios parecen tener menos conocimiento en cuanto a los documentos que integran el esquema comprobantes fiscales digitales: un 23% de las empresas no están al tanto del tema mientras que este porcentaje disminuye si nos referimos a las empresas en el sector de la industria (sólo 12% no conocen los documentos que integran el esquema de FE).
El documento que más reconocimiento tiene entre las empresas encuestadas es, sin lugar a dudas, la factura electrónica, seguida por la nota de crédito electrónica; es de esperarse que las empresas pertenecientes al sector servicios tengan y reflejen un conocimiento más generalizado cuando se trata de documentos como estos.

Otra muestra del conocimiento que se tiene sobre el tema de factura electrónica se refiere a la información que tienen las empresas sobre las modalidades de facturación que existen a partir del 1º de enero de 2011. Al respecto, si bien las empresas están en general al tanto de la fecha de entrada en vigor de la FE, un poco menos informadas de los documentos que integran el esquema de comprobantes fiscales digitales, es de remarcar que existe un alto índice de desconocimiento respeto a las modalidades de facturación que existen a partir del 1º de enero: el 32% admite no estar al corriente en este tema.
Son las empresas chicas del sector de servicios las que presentan un mayor desconocimiento en este tema. Al parecer, el desconocimiento que se ve en los temas generales en este tamaño y sector específicos, se hace evidente y más marcado cuando entramos en temas más específicos. Por el contrario, las grandes empresas del sector industrial muestran un conocimiento generalizado en temas específicos como éste.

Conocimiento del entorno

En la investigación, una vez analizado el grado de conocimiento que tienen las empresas, es importante conocer qué tan preparadas están para la emisión de la FE. A nivel general, entre las 113 empresas encuestadas en diciembre 2010, 2 de cada 3 empresas decían estar listas para emitir FE en 2011. En este aspecto, es importante señalar que las empresas chicas muestran un rezago importante en este tema respecto a las medianas y las grandes: de cada dos empresas chicas, una no está preparada para emitir FE; en comparación, 3 de cada 4 empresas medianas y grandes estarían preparadas para comenzar a emitir FE en 2011.

Preparadas o no, las empresas se ven orilladas a la adopción de la FE, existe un 38% del total de la muestra que ya emite facturas electrónicas desde 2010. El resto se encuentra en proceso de adopción, y un 5% no ha iniciado tal proceso. Aquellas empresas que en 2010 ya emitían facturas electrónicas se encuentren en su mayoría en el sector industrial: el 85% de estas empresas se encontraban en periodo de piloto o emitían ya FE en 2010. De la misma forma, son las grandes empresas las que muestran este patrón en oposición a las chicas: el 13%$ de estas últimas reportaron no haber iniciado en diciembre de 2010 el proceso de FE.

Las empresas que ya emitían FE en diciembre 2010 lo hacían, en su mayoría con medios propios. Las empresas medianas en el sector servicios son aquellas que contribuyen con mayor fuerza a esta tendencia. Es de remarcar que, entre las grandes empresas existe una distribución idéntica entre las empresas que realizan factura electrónica mediante sus propios medios y aquellas que utilizan a un proveedor autorizado del SAT. Esta tendencia se observa sólo entre las grandes empresas ya que las pequeñas y las medianas optan por trabajar con sus propios medios.

El 70% de las empresas que emiten FE por medios propios, cuenta casi en su totalidad con FIEL vigente, certificado de sello digital, requerimientos informáticos, folios y series y tiene su contabilidad en un sistema electrónico. Esto pone de manifiesto la importancia de dichos factores como prealables para la emisión de FE por cuenta propia.

Bárbara Gálvez González, analista de Select

Información relacionada, no propagandística

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”nL5CEWlihvk”]

One thought on “¿Qué están haciendo las empresas en materia de Factura electrónica?

Deja un comentario