Los bonos de carbono al alcance de inversionistas mexicanos

El sector empresarial mexicano cuenta con la posibilidad de convertirse en un relevante generador de bonos de carbono, que inyecten ingresos adicionales a proyectos enfocados hacia una reducción en la emisión de gases de efecto invernadero (GEI); para lograr ese propósito el canal adecuado es el Fondo Mexicano de Carbono (FOMECAR).

Contrario a la creencia de que no existe financiamiento para combatir el cambio climático se está demostrando que eso no es cierto, dice la responsable del FOMECAR, María Teresa Crespo. Los recursos existen y están al alcance de los inversionistas con un costo muy competitivo e incluso barato para proyectos rentables y de sustentabilidad ambiental. Como muestra de ello, está el caso de un consorcio televisivo y los bancos comerciales que están comprando proyectos en cualquier etapa que se encuentren, agrega.

Los beneficios son atractivos, por esa razón los requerimientos para acceder a una certificación de las Naciones Unidas son claros y estrictos, explica la funcionaria. La junta ejecutiva acordó que sólo se dará apoyo a quien realice un esfuerzo real por la reducción de emisiones. El propósito es que la mitigación sea medible, verificable y contabilizada.

Esta es la parte donde interviene FOMECAR, señala Crespo, en brindar asistencia técnica y financiera, así como promover el aprovechamiento de una fuente internacional de recursos para las actividades productivas nacionales dentro de la cultura de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). Así es como en la actualidad hay cinco proyectos en marcha, apoyados por FOMECAR cuyo impacto esperado es la reducción de 1.3 millones de toneladas de bióxido de carbono (CO2).

Alianzas estratégicas

El Bancomext en coordinación con el Centro Mario Molina para Estudios Estratégicos de Energía y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) se convirtieron en México en punta de lanza, mediante la constitución del fideicomiso que dio lugar a FOMECAR, que administra recursos con la finalidad de destinarlos a apoyar los gastos necesarios para registrar las reducciones de carbono de los proyectos MDL. Al patrimonio inicial se suman recursos adicionales otorgados a México por el gobierno alemán a través del banco de fomento Kreditanstalt für Wiederaufbau (KfW). Además cuenta con el respaldo del Banco Mundial.

Los proyectos que en la actualidad tiene en marcha FOMECAR involucran inversiones por de 123 millones de dólares, dos de ellos están orientados a la generación de electricidad mediante la captura de biogás a partir de residuos pecuarios, uno en Ciudad  Delicias, Chihuahua y el otro, en La Piedad, Michoacán. Con el gobierno de Baja California FOMECAR está apoyando el registro de un parque eólico en La Rumorosa para cinco aerogeneradores con capacidad de 10 megavatios que proveerá energía de autoconsumo a oficinas estatales  y municipales de la entidad.

Además tiene en marcha una metodología para la recuperación de crudo en las plataformas petroleras. El quinto consiste en un proyecto propio para el aprovechamiento de biogás en 54 rellenos sanitarios en todo el país, identificados como rentables; este último FOMECAR lo operará en alianza tanto con la banca comercial como con otros bancos de desarrollo, los cuales podrían financiar cada uno de los proyectos.

Paralelamente al apoyo de FOMECAR, Bancomext tiene dos lineas de crédito establecidas para financiar los proyectos MDL, de energías renovables y sustentables con el KfW y con el Banco Europeo de Inversiones (BEI), recursos que están siendo utilizados por la banca comercial para la ejecución de estos proyectos y para la monetización de los bonos de carbono generados

Operación del financiamiento

Teresa Crespo explica que el acompañamiento de FOMECAR a los prospectos consiste de manera inicial en proporcionar asistencia técnica gratuita y en apoyo financiero para su registro ante las Naciones Unidas, en el cual se muestra la forma de contabilizar, monitorear y verificar que el proyecto se encuentra dentro del concepto de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) y que reduce emisiones de gases de efecto invernadero.

En atención a las características del diseño del proyecto, las Naciones Unidas pueden otorgar reconocimiento para recibir bonos de carbón por un lapso de siete o 10 años, aunque los de siete se pueden, extender dos veces por un periodo igual.

El recurso que entrega FOMECAR para esta fase, agrega Crespo, está entre 200 mil y 300 mil dólares, que se reembolsa una vez que el proyecto está en marcha y ha recibido la primera Emisión de Reducciones Certificadas  (CERs, por sus siglas en inglés o bonos de carbono), más una comisión de éxito, que ronda entre 2 y 3%, ya que se encuentran libres de tasa de interés. En caso de que el proyecto no llegue a obtener el registro de las Naciones Unidas, el recurso no es reembolsable a FOMECAR.

Brecha abierta

Si bien en México el aprovechamiento de los bonos de carbono se ha dado de una manera lenta, explica la funcionaria de Bancomext, se ha encontrado la posibilidad de incluso hacer ingeniería financiera, a través de la banca comercial e internacional y por otra parte se están encontrando vías que permiten a inversionistas desarrollar proyectos de generación de electricidad y colocarla en el mercado, bajo la legislación actual.

De hecho, en la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático en Cancún (COP16), agrega Teresa Crespo, tuvimos una gran cantidad de acercamientos por parte empresas interesadas en aprovechar los beneficios de FOMECAR, debido entre otras razones a la ventaja de acceder a apoyo financiero y asistencia técnica sin costo.

En la operación el FOMECAR trabaja de manera coordinada con la SEMARNAT, que como entidad gubernamental promotora de proyectos recomienda al fondo como brazo financiero, dado que la principal barrera que han encontrado muchos inversionistas está en la fuente de recursos.

De manera adicional, Bancomext, Nacional Financiera y la banca comercial pueden fungir como agentes financieros tanto para el proyecto como para el negocio.

Con el apoyo de FOMECAR en la identificación, desarrollo e implementación de proyectos MDL que generan reducciones de carbono, se muestra que el gobierno federal a través de Bancomext está comprometido realmente con el tema de la mitigación del cambio climático.

CONTACTO
María Teresa Crespo Chiapa.
5449-9349
mcrespo@bancomext.gob.mx
www.fomecar.com

Fuente: Revista Comercio Exterior BANCOMEXT

Información relacionada
[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”W4O-rtVb7qY”]

One thought on “Los bonos de carbono al alcance de inversionistas mexicanos

Deja un comentario