Beneficios del registro de marca

Aunque hay quien considera la parte legal como una pérdida de dinero y tiempo ésta no deja de ser un elemento muy importante para dar seriedad además de profesionalización a una empresa, por ello te presentamos algunos puntos que de acuerdo con el despacho Servicios Legales de Propiedad Intelectual (SELPI), debes tomar en cuenta.

Antes de obtener los derechos por el uso de una marca debes realizar una búsqueda previa en el Sistema de Información de Marcas del Instituto Mexicano de propiedad Intelectual (IMPI), este paso es indispensable a fin de conocer la disponibilidad de registro para la denominación que te gustaría adoptar y con ello garantizar que tu inversión en publicidad será redituable pues no invadirás derechos de terceros que podrían generarte un conflicto legal.

Aunque tú mismo puedes hacer la búsqueda SELPI recomienda la contratación de un despacho que sepa realizarla correctamente en todos los ámbitos de forma que no tengas problemas posteriores.

Una vez que has comprobado la disponibilidad del nombre para poder solicitar tu registro por un periodo de 10 años necesitas:

1. Especificar la forma en que se usa o se usará.

2. Lista de productos o servicios que se pretenden distinguir con la marca.

3. Nombre y domicilio exacto del solicitante de la marca y RFC.

4. Fecha de primer uso en México de la marca (si lo hay).

5. Dirección exacta de donde se prestan los servicios, se venden o fabrican los productos.

El tiempo aproximado para obtener un registro de marca en el IMPI es de 8 meses pero este puede variar. Una vez hecha la búsqueda y después de haberse obtenido resultados positivos y presentada la solicitud, se puede iniciar el uso de la marca sin necesidad de recibir respuesta por parte del IMPI.

Cabe destacar que un vendedor de productos o prestador de servicios podrá solicitar y obtener el registro para una misma denominación en tantas clases como sean necesarias para su negocio. Sin embargo, SELPI explica que el trámite debe hacerse por separado en cada una de estas clases.

Aunque el trámite es algo tardado piensa en la seguridad legal que ganarás con el registro, por ejemplo:

– Una vez que se obtiene el registro, nadie más puede usar la misma marca ni una similar para distinguir el mismo tipo de productos o servicios ya que de ser así, se pueden ejercer acciones legales tendientes a proteger los derechos adquiridos mediante el registro.

– El derecho al uso exclusivo de una marca se adquiere en todo el territorio mexicano.

– Se puede invertir en la publicidad de una marca registrada con la certeza de que es una inversión a largo plazo ya que un registro puede permanecer vigente por diez años y ser renovado por periodos iguales y por tiempo indefinido.

– Se pueden crear variantes o cambiar el diseño de la misma tantas veces  como se desee y someter dichos cambios a registro con la seguridad de que serán otorgados al tratarse del mismo titular.

– La clientela seguirá al titular de la marca identificándolo plenamente sin correr el riesgo de tener que cambiar de marca por un conflicto legal.

– Nadie podrá demandar al titular de un registro de marca por infracción administrativa argumentando que se usa indebidamente a menos que demuestre un mejor derecho sobre la misma.

Con información de SELPI, Ariadna Cruz

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”h7lo6mDlAnY”]

Deja un comentario