¿Cómo redactar anuncios impresos en revistas y diarios?

Una buena opción para que los microempresarios aumenten sus cartera de clientes es anunciándose en publicaciones locales, tales como periódicos y revistas. Para desarrollar esta publicidad con una inversión mínima, SME Toolkit, sitio especializado en herramientas para PyMEs, recomienda hacerlo por cuenta propia, siguiendo los consejos que preparó para lograr mensajes eficaces.

• Usar textos creativos y concisos, así como gráficos llamativos para indicar al consumidor lo que distingue a los productos o servicios propios de los que ofrece la competencia, es decir, la Proposición de Venta única (PVU).

• El encabezado – la parte principal de cualquier anuncio impreso- tiene que  inspirar a la acción, para convencer a los lectores de seguir leyendo. ¿Cómo lograrlo?:

Es necesario que transmita una idea o despierte la curiosidad del lector. Si el encabezado está planteado a manera de pregunta, la respuesta que motive siempre tiene que ser afirmativa.

• Si el dinero lo permite, es mejor utilizar anuncios a color. La velocidad de  respuesta que estos generan es significativamente mayor en comparación con los anuncios en blanco y negro.

• La longitud del texto debe corresponder a las características del producto o mensaje. Un texto largo es útil para productos técnicos, que necesitan más información sobre sus propiedades. Un texto corto deja bastante espacio para gráficos y se lee más rápido, siendo muy útil para artículos que venden por su imagen, como las prendas de vestir.

• Los consumidores no dedican mucho tiempo a leer anuncios, por ello es necesario abreviar los mensajes, mantener la simplicidad. Para lograrlo se recomienda ir directo al grano y poner énfasis en los beneficios que se ofrecen.

• Utilizar un lenguaje especializado o complejo  sólo ahuyentará a los lectores, por eso –y siempre que se pueda, pues en ocasiones el producto exige lo contrario- es mejor servirse de palabras coloquiales.

• El anuncio debe hablarle directamente a los potenciales clientes, por lo tanto, es necesario utilizar pronombres como usted o tú –dependiendo del público al que se dirija- en el texto. Los expertos recomiendan escribir el anuncio pensando que se le habla a los clientes “uno por uno”, buscando inspirarlos a consumir en términos personales.

• Siempre se debe tener presente el “llamado a la acción”. El lector debe encontrar una explicación clara de lo que el anuncio espera que haga y no adivinar, por eso deben utilizarse frases como: “escriba o llame para obtener mayor información”; “visítenos para un control gratuito”; “venga hoy, la liquidación termina el sábado”. Éstas determinarán la forma en que la venta culminará.

 • Las imágenes que se utilicen deben reforzar el punto central del mensaje. Algunos especialistas recomiendan seguir la “regla de los tercios”: un tercio del anuncio debe ser un elemento gráfico, un tercio debe ser texto y un tercio debe ser espacio en blanco (sin texto ni imágenes).

• Es importante que los anuncios no se muestren saturados (con gráficos, texto, colores, todo a la vez, en gran tamaño), de lo contrario perderán enfoque y los consumidores evitarán leerlos. Con frecuencia, menos es más.

• La apariencia de los anuncios debe mostrar coherencia. Si se cambia periódicamente el texto, es recomendable, por ejemplo, mantener los mismos colores, el tipo de letra, gráficos, etc., así el lector irá familiarizándose con el producto, empresa o servicio en cuestión.

• Jamás deben elaborarse anuncios que se parezcan a los de la competencia. Es necesario crear una personalidad característica de la empresa, ya que si el anuncio se asemeja a uno de la competencia es probable que los lectores se confundan y terminen comprándoles a ellos.

Karina Hernández Barrera

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”xJSbbf81w7M”]

Deja un comentario