Ley de Asociaciones Público-Privadas

Al no ser aprobada en la Cámara de Diputados la nueva Ley de Asociaciones Público Privadas que el Senado de la República revisó y aprobó en octubre de 2010, México ha desaprovechado la oportunidad para detonar su crecimiento e impulsar la generación de empleos a través de proyectos de inversión.

Se ha comprobado internacionalmente que la participación conjunta del Estado y las empresas privadas en el desarrollo de infraestructura, genera importantes beneficios para la población, a través de más y mejores servicios.

Las Asociaciones Público Privadas, ayudan a reducir los costos de riesgo y de construcción bajo un marco de certidumbre para los inversionistas; aceleran la preparación de proyectos, reducen su tiempo de ejecución y también el de implementación.

El gobierno mexicano no cuenta con recursos suficientes para atender las demandas de su población. Un esquema de asociación de este tipo permitiría destinar mayores partidas presupuestales a fines sociales, ampliando las fuentes de financiamiento y elevando la calidad de los servicios.

El esquema de Asociaciones Público Privadas está vigente y ha sido implementado en varios Estados de la República que hoy en día gozan de sus beneficios traducidos en hospitales, carreteras y escuelas.

Por lo anterior, para el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) es injustificable que la discusión y eventual aprobación de una reforma con implicaciones tan importantes, haya sido congelada sin mayores argumentos en la Cámara de Diputados.

La decisión de los diputados de no aprobar un nuevo marco jurídico moderno y efectivo en esta materia, tendrá un doble efecto negativo. Por un lado,  implica la cancelación de proyectos y la consecuente generación de empleos que estos generan. Por otra parte, implica reducir las posibilidades de mejora en servicios hospitalarios, escuelas, puertos, carreteras, cárceles y muchas otras necesidades apremiantes para la población.

Para que México crezca por encima del 5%, la inversión anual –tanto pública como privada- debe ser equivalente al 25% del PIB. Paradójicamente, el promedio de los últimos 20 años es menor al 20%.

Actualmente, existen en el sistema financiero mexicano recursos disponibles de inversión del orden de 240 mil millones de pesos que serían viables a través del esquema de Asociaciones Público Privadas.

¿Cuál es la razón para seguir manteniendo las carencias que hoy padecemos? ¿Cuál es la razón para negarnos la posibilidad de contar con mejores hospitales, instalaciones deportivas, cárceles eficientes, caminos y transportes modernos?

Exhortamos a los diputados a que, como representantes de la ciudadanía, actúen con responsabilidad y respondan con eficiencia a nuestras necesidades, esa es su razón de ser y debiera ser su principal compromiso.

Redacción

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”UUPSx8GA90M”]

2 thoughts on “Ley de Asociaciones Público-Privadas

  1. ¿y qué pasó con FARAC y Pidiregas? También fueron esquemas de APP. También otro esquema APP es IPAB-FOBAPROA. Si convertimos al Estado durante los próximos 25 a 30 años en una caja de pagos, ¿vamos a resolver los problemas de desarrollo del país?
    Siempre hay dinero para rescatar a la cúpula empresarial, la restricción fiscal es sólo para el ciudadano común y para garantizar la rentabilidad del capital financiero.

    Por esos vivimos en medio de la pobreza, el desempleo y la VIOLENCIA. Por la voracidad y falta de visión de la cúpula empresarial y su gerente, Calderón.

  2. ¿y qué pasó con FARAC y Pidiregas? También fueron esquemas de APP. También otro esquema APP es IPAB-FOBAPROA. Si convertimos al Estado durante los próximos 25 a 30 años en una caja de pagos, ¿vamos a resolver los problemas de desarrollo del país?
    Siempre hay dinero para rescatar a la cúpula empresarial, la restricción fiscal es sólo para el ciudadano común y para garantizar la rentabilidad del capital financiero.

    Por esos vivimos en medio de la pobreza, el desempleo y la VIOLENCIA. Por la voracidad y falta de visión de la cúpula empresarial y su gerente, Calderón.

Deja un comentario