Empresas públicas de la BMV obligadas a reportar estados financieros bajo IFRS

Las empresas públicas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores están a poco más de seis meses de reportar obligatoriamente sus estados financieros bajo las normas internacionales de información financiera (IFRS, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con la encuesta Pulso IFRS, elaborada por la firma de consultoría Deloitte a octubre de 2010, aproximadamente el cincuenta por ciento de las emisoras había reportado un avance en su conversión. Sólo una cuarta parte de las empresas encuestadas no consideraba apremiante la adopción de IFRS a poco más de un año de que la regulación entrara en vigor.

En el marco de la conferencia anual sobre IFRS organizada de manera conjunta por la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y Deloitte, Miguel Millán, Socio líder de la práctica de servicios de IFRS de esta firma en México, señaló: “Considerando el poco tiempo que resta para la adopción de IFRS por las emisoras en el BMV, es importante que las que se encuentren rezagadas le den un sentido de urgencia para reportar oportunamente su información financiera a los accionistas, y al mercado de valores a partir del 1 de enero del 2012”.

Para estas fechas, las compañías ya deben tener un amplio camino recorrido en cuanto a la transición a estas normas, o bien, haber finalizado el proceso de adopción. Algunos ejemplos de empresas mexicanas que ya reportan anticipadamente bajo IFRS son América Móvil, Empresas ICA, Farmacias Benavides, Liverpool, Mexichem, por mencionar algunas.

“Aún queda un periodo de tiempo para analizar los avances en la conversión. En los próximos meses estaremos llevando a cabo el levantamiento de nuestro estudio Pulso IFRS 2011, para determinar el resultado final y las experiencias aprendidas, a más de tres años de haber comenzado el viaje con destino a las nuevas normas que hoy ya son el lenguaje financiero en diversos mercados de valores alrededor del mundo”, finalizó Miguel Millán, el experto de Deloitte México.

Adicionalmente, IFRS marca el inicio de un cambio sustancial en la educación contable. Las nuevas generaciones de profesionales en disciplinas administrativas y financieras aprenderán las implicaciones de estas normas y los equipos dentro de las organizaciones a cargo del reporteo de estados financieros tendrán que actualizarse constantemente para lograr generar reportes bajo criterios comunes. Es claro que las IFRS no sólo traerán impactos en las empresas públicas, sino también en las privadas, y en general, a cualquier entidad que desee presentar su información financiera a accionistas o acreedores en un futuro no muy lejano, en un idioma de reporte financiero que es ampliamente aceptado en el mundo.

Redacción con información de Deloitte

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”SgKKcV2Mv3E”]

Deja un comentario