Imagen, crucial para la supervivencia de las MiPyMEs

La importancia y papel que han cobrado las MiPyMEs  ha sido crucial para mantener en balance, la competitividad y estabilidad económica de México; a pesar de esto muchas se han visto amenazadas y han quebrado por la falta no sólo de apoyo de externos, sino por una carencia en su visión de negocios.

Mantenerse a flote es una razón que preocupa mucho a las MiPyMEs y a su entorno, ya que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía en México (INEGI), actualmente  existen 5 millones de MiPyMEs,  las cuales generan más del 70% de los empleos y más del 52% del Producto Interno Bruto.

Los pequeños empresarios, en su mayoría, consideran que la imagen es sólo para las grandes compañías ya que piensan que son los únicos que cuentan con los recursos adecuados para reflejar una gran proyección laboral, cuestión que es un error y que  ha afectado seriamente su desempeño en México.  Las MiPyMEs necesitan proyectar profesionalismo, competitividad y comunicar confianza al cliente a través de su imagen.

Entre los errores más frecuentes que poseen las MiPyMEs son los siguientes:

1)    Aun no han definido claramente su misión, porque creen que es sólo un requisito administrativo, cuando en realidad es la brújula para saber hacia dónde van y por qué existen.
2)    No saben diferenciarse de la competencia. No cuentan con una estrategia de comunicación e imagen empresarial que exprese los beneficios y ventajas que tendrán los clientes al contratarlos.
3)    Olvidan que la imagen que proyecta su empresa es decisiva en las ventas. Sin importar el tipo de productos o servicios los clientes necesitan una empresa que refleje profesionalismo en todo momento.

Entre los factores que pueden incrementar su estabilidad y ventaja competitiva, aumentando sus posibilidades de desarrollo, crecimiento y supervivencia se encuentra la innovación e implementación de mejoras en el manejo de su imagen.  Sólo las MiPyMEs que se sumen a este cambio obtendrán mejores resultados de manera continua, a nivel de un corporativo grande.

El primer paso para funcionar como una gran empresa, sin importar el tamaño del  negocio, es crear una marca que genere confianza y se diferencie de las demás; si eso no pasa, se minimiza la competitividad y la empresa se convierte en una más.

Generalmente los emprendedores justifican sus errores por su tamaño y falta de presupuesto. Por ello, después de establecer una marca, se debe estar listo internamente, posteriormente se debe trabajar la parte externa, que incluye la publicidad y promoción.

Para evitar los errores y comenzar a cuidar la imagen de su MiPyME, Imagen Excellence  le otorga  cinco estrategias:

1.    Sáquele provecho a su marca posicionándola cada vez que le sea posible en tarjetas de presentación, hojas membretadas, facturas y página web. Mientras más vean los clientes potenciales el nombre de su empresa, aunado a su logotipo, más construcción de marca generará. No se olvide que la marca es una garantía de calidad, valor y confianza.

2.    Toda Pyme debe aprovechar el bajo costo que implica generalmente la promoción por internet. Una táctica que genera resultados es enviar correos electrónicos, con permiso del destinatario, para dar a conocer nuestros productos y servicios.

3.    Asista a ferias y exposiciones en donde podrá promocionar su negocio, su diferenciación y los beneficios que sus productos o servicios ofrecen. Asimismo, recabe los datos de todos aquellos prospectos que desean escuchar de su negocio.

4.    Realice una presentación de ventas en su computadora, adaptada a las necesidades de cada cliente, deberá realizar por cada cita que genere, algunas modificaciones que comuniquen a su prospecto que se ha tomado la molestia de investigar sobre él y sus necesidades. No exceda las 10 láminas e incluya la misión, visión, valores y filosofía de su empresa, lo cual determinará la personalidad de su negocio. Indique los beneficios que ofrece, no les diga lo que hace, agregue, si su experiencia se lo permite, los logotipos de sus clientes, pida a sus clientes más leales que le proporcionen un testimonio acerca de los resultados que obtuvo al haber probado sus productos o servicios.

5.    Finalmente cuide su imagen personal y ejecutiva al asistir a la cita de negocios, recuerde que es la gran oportunidad que tiene de generar una impresión favorable de su empresa y de su persona. Sea puntual, lo cual comunica que valora el tiempo que le otorgan para conocerlo. No lo olvide, usted es la marca de su empresa, su apariencia, su logotipo.

Toda empresa nunca debe olvidar que una estrategia de imagen exitosa es aquella que cuida la congruencia entre:

1)    La imagen de la empresa
2)    La imagen del producto o servicio que se ofrece
3)    La imagen de quien lo vende, punto crucial para generar confianza y credibilidad de hacer negocios con una empresa profesional.
4)    La imagen del servicio, uno de los puntos en donde las MiPyMES fallan más en la manera en que harán tangible la experiencia de haberlos elegido y el por qué deben seguir considerándolos la mejor opción.

De cada 10 Pymes, 8 no han pedido asesoría de imagen, sólo 2 se han dado cuenta que es necesaria. Es decir que sólo el 20% son visionarias y acuden con un especialista para aumentar sus ventas, diferenciarse, crecer, tener una correcta estrategia y construir una buena reputación ante el cliente.

“Si deseas que tu empresa sea percibida como una gran compañía, con los mejores productos, lo primero que debes hacer es tomar el control de la imagen integral que el negocio proyecta. Ningún cliente deseará contratar a una empresa que no parezca que es la mejor opción. Al lograr esto, las MiPyMEs pueden dejar de ser percibidas como “opciones económicas” y competir con las grandes empresas de su industria”, finalizó David Navarro, director de Imagen  Excellence México.

Redacción
Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”8BQc8VzOZYI”]

Deja un comentario