La importancia de la imagen masculina en los negocios

En la actualidad, la importancia de la imagen en los negocios es tan relevante como lo ha sido para las mujeres como elemento de atracción. Ésta en la mayoría de los casos define el éxito o fracaso debido a la enorme competencia que se vive entre empresas de todo tipo y tamaño. Hoy en día, los diferenciadores como la imagen personal, son elementos que coadyuvan a los ejecutivos a proyectar la calidad que su empresa vende.

La mayoría de los trabajadores de sexo masculino menosprecia el poder que tiene la proyección de una imagen, ya que centran su atención únicamente en los conocimientos, habilidades y experiencia, sin tomar en cuenta que el 93% del impacto que se provoca en una presentación o comunicación de manera personal no es verbal sino visual (apariencia y comportamiento).

“La imagen masculina no es una cuestión de belleza sino de éxito, deben dejarse a un lado viejos paradigmas que no funcionan más en el ámbito de los negocios y empezar a utilizarlos a favor de los objetivos empresariales – Como una de las herramientas más para triunfar en la empresa; ningún hombre escapa ante el deseo de hacerse notar sobre los demás, los hombres somos competitivos por naturaleza”, mencionó David Navarro Martínez, Consultor de Imagen Excellence.

A su vez, el ser competitivo en los negocios no es cuestión de edad sino de mentalidad y fortaleza. Las prácticas corporativas en Latinoamérica muestran que ya no es requisito que un ejecutivo tenga 50 años para dirigir una empresa, cada día estos puestos son obtenidos por jóvenes, que además de estar bien calificados, proyectan profesionalmente una imagen que refleja los valores de la empresa a la que representan. Según datos de un encuesta realizada por AMEDIRH (Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos) 75% de la rotación de personal de una empresa está compuesta por personal masculino de puestos mucho más operativos que gerenciales de entre 25 y 35 años; edad en la que se es mucho más productivo.

“Hoy en día, los hombres que cometen el error de descuidar su imagen desperdician excelentes oportunidades para sobresalir en el entorno laboral y, sin embargo, a sabiendas de esto, la realidad es que el tema del cuidado de la imagen está íntimamente ligado a la idiosincrasia conservadora con la que crecen normalmente la mayoría de los hombres mexicanos, haciéndolos pensar que la gente los considerará afeminados. La imagen en el hombre no es asunto de belleza sino de poder y liderazgo”, finalizó Navarro.

Una imagen congruente al giro de la empresa en la que se desarrolle un hombre, le ayudará estratégicamente a crear una impresión positiva con mensajes claros sobre quién es, qué representa y a dónde desea llegar; mientras que la empresa fortalece su imagen pública al contar con personal que refleja un alto nivel de profesionalismo y servicio de primera línea y a la vanguardia.

Sé congruente, líder y un profesional de primer nivel

Para ganar la credibilidad y confianza de los demás es necesario ser congruente, ya que la imagen de todo hombre debe reflejar su talento, capacidad, conocimientos, experiencia y habilidades. Ser el mejor requiere también saber comunicarlo de manera no verbal a través de la imagen. Si estos elementos no se cumplen, será difícil crear las condiciones que comuniquen la esencia, generando automáticamente un posible rechazo y falta de credibilidad; el equilibrio entre ser y parecer nunca debe olvidarse.

Redacción

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”oqgiqyJv-3E”]

Deja un comentario