Redefine tu empresa mediante un plan de negocios

Si tienes un negocio que no está funcionando del todo bien o deseas darle nueva vida, una de las formas para lograrlo es realizar un autoanálisis y crear una estrategia profesional de negocios, aquí te mostramos cómo lograrlo.

Se trata del Plan de Negocios, una guía mediante la cual se elaboran, definen y evalúan aspectos que integran la idea o proyecto de una empresa. En otras palabras, es un documento en el que se describe puntualmente la estructura de la organización, sus costos (presupuestos, operación, publicidad, etcétera) y alcances (misión, visión y objetivos).

Para elaborar esta herramienta, es necesario desarrollar sus diferentes componentes, que varían según el tipo de empresa, no obstante, existen algunos elementos comunes a todo proyecto, que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ha delineado para orientar a los empresarios y emprendedores en su elaboración:

• Resumen Ejecutivo.- Es un breve análisis de los aspectos más importantes del proyecto: la empresa, el mercado, el producto o servicio, los factores de éxito, los resultados esperados, las necesidades de financiamiento y las conclusiones generales.

• Introducción al Negocio.- En esta parte se describe lo que hará el negocio, quienes realizarán el plan y para qué, cómo se creó el proyecto y cuál es su progreso hasta el momento, qué objetivos tiene a largo plazo, quiénes son sus accionistas, cuál es su marco legal y que actividades han sido financiadas hasta el momento.

• Análisis e investigación de mercado.- Con este análisis se busca establecer un panorama general de todo lo relativo a los clientes (poder adquisitivo, necesidades, preferencias, cantidad de demanda, etc), proveedores, canales de distribución, precios, variedad de productos y servicios, entre otros

. La investigación tiene como objetivo principal ofrecer una clara noción sobre el tamaño indicado del negocio, necesidad de equipo, cantidad de consumidores que se habrá de atender, características de los productos o servicios que demandan, el precio apropiado, etc.

• Análisis FODA.- Es una herramienta estratégica que se utiliza para conocer la situación presente de una empresa. Identifica las amenazas y oportunidades que surgen del ambiente y las fortalezas y debilidades internas de la organización.

El objetivo principal de este análisis es potenciar las fortalezas de la organización para aprovechar oportunidades, contrarrestar amenazas, y corregir debilidades.

• Estudio de la competencia.- Permite determinar quiénes son los competidores, cuántos son y sus respectivas ventajas competitivas.

• Estrategia.- Con base en los objetivos, recursos, estudios del mercado y de la competencia debe definirse una estrategia para estimular la consolidación y el crecimiento de la empresa.

• Factores críticos de éxito.- Es una descripción de los aspectos que según el tipo de negocio o por las características particulares del mercado, determinarán si la empresa  funciona. Al escribirlos es importante añadir un indicador que permita medir su funcionamiento.

• Plan de mercadotecnia.- Éste debe incluir un análisis de las llamadas “4 P´s”:

– Producto (o servicio): ¿Qué beneficios ofrecerá a los consumidores?

– Precio: ¿Cuánto le costará a los clientes adquirir el producto?

– Plaza: ¿Dónde se venderá el producto?

– Promoción: ¿Cómo se dará a conocer el producto?

• Estudio administrativo.- Incluye el organigrama de la empresa (puestos y funciones de cada miembro en la compañía) y  una descripción detallada de los costos administrativos, que debe ir acompañada por cifras, marco legal de la empresa (razón y objeto social, los permisos que requiere y los trámites de constitución necesarios).

• Estrategia de producción.- Esta parte se incluye en caso de que el negocio esté relacionado con la manufactura y debe hacerse a través de un flujo o diagrama de proceso, el cual puede ayudar a comprender la forma en que se operará. También es necesario incluir un análisis de los proveedores de insumos, porque la calidad de los productos dependerá en gran medida de cuán buenos sean éstos últimos.

• Factibilidad técnica.- Es una evaluación donde se muestran evidencias de que la empresa ha sido planeada cuidadosamente, contemplado los problemas que enfrentará y cómo logrará mantenerse en funcionamiento.

• Factibilidad económica.- Aquí se deben ofrecer argumentos que justifiquen la obtención de ganancias al invertir en el negocio planeado. Con dicho fin es necesario trabajar con un esquema que contemple los costos y las ventas.

• Factibilidad financiera.- Es un análisis donde se enlistan de forma cronológica todos los ingresos y egresos de fondos que ya genera y lo hará la empresa.

• Dirección general.- Se refiere a quiénes son los actuales directores o socios, en este apartado resulta importante destacar los datos de los principales accionistas, directorio, activos humanos (personas claves dentro de la organización) y garantías (auditores y abogados de la empresa).

Recuerda que el ejercicio o análisis a realizar para la puesta en marcha o consolidación de una MiPyME contiene un factor subjetivo, ya que el empresario es el que valida e interpreta los hechos. Por lo que la información antes descrita es una ayuda para que el propio empresario confirme, desista o modifique la estrategia de su empresa.

Para conocer a detalle cada uno de los elementos que integran el Plan de Negocios, se recomienda visitar el portal de Condusef, donde se encuentra la Guía completa para elaborar dicha herramienta.

Con información de Condusef

Karina Hernández Barrera

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”b3dACccQ0Nc”]

Deja un comentario