Al laza exportaciones de calzado mexicano

En lo que va del año la industria mexicana del calzado ha incrementado en un 24% sus exportaciones con respecto al primer semestre del año pasado, al alcanzar más de 11 millones de pares de zapato llevados al extranjero, principalmente al mercado estadounidense.

De manera contraria los pedidos de calzado cayeron 30% en el mercado interno desde junio, afirmó Martín Dueñas, presidente de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG).

Dueñas explica la disminución en la demanda como consecuencia de la incertidumbre entre los compradores ante una desaceleración económica interna, “todo indica que esa inercia se mantendrá hasta enero de 2012 y se suma a la preocupación de la libre entrada al país de calzado procedente de China, cuando concluyan el próximo 11 de diciembre las cuotas compensatorias”.

Por su parte Luis Gerardo González, presidente del Comité Organizador de SAPICA, la principal feria del calzado en México, manifestó que la industria del calzado mexicana es una “industria en pie de guerra” y dijo que ésta “no se va a acabar”, por el contrario el sector reforzará su estrategia de fomentar la calidad de su producto e impulsará el acercamiento con los compradores nacionales.

No obstante preocupa al sector la amenaza que representa la llegada de productos asiáticos pues se han detectado importaciones chinas donde el par de zapatos entra al país con precios de hasta 10 centavos de dólar.

La industria considera que de no tomarse las medidas necesarias, el mercado mexicano podría ser invadido por calzado chino de mala calidad pero con un mejor precio en comparación con la producción nacional, poniendo en riesgo 137 mil empleos.

Sobre el tema legisladores han pedido al gobierno federal llevar a cabo una renegociación con China de manera que la apertura de comercialización se concrete hasta 2016, momento en el que dicho país se convertirá en una economía de libre mercado; pero quien debe decidir es el presidente Calderón.

Gerardo González aseguró que de no lograr un nuevo acuerdo, existe el riesgo de que la industria mexicana se desmantele y se comercialicen zapatos de mala calidad con altos contenidos de plomo y nocivos para la salud de consumidores, por lo cual afirmó mantener una intensa agenda de pláticas en busca de que se sostengan las actuales condiciones arancelarias.

El presidente del comité organizador dijo también que se ha comprobado que los asiáticos incurren en actividades ilícitas de comercio como lo son el dumping y la subvención, por lo cual calificó de prioritario formar un bloque común de industriales para enfrentar las situaciones difíciles que se están viviendo en el ámbito global.

Por su parte, Ismael Plascencia Núñez, Vicepresidente de la Asociación de Industriales de Latinoamérica, recordó que en los años 2008 y 2009 se firmaron Acuerdos con los Secretarios de Economía y Hacienda en donde “los representantes de gobierno se comprometieron entre otras cosas a reducir los costos administrativos de las empresas para aumentar su competitividad, cosa que no ha sucedido y al contrario, la competitividad sigue cayendo”.

Denunció también que no se han extendido los beneficios del comercio exterior a empresas pequeñas y medianas en beneficio de los consumidores quienes tendrían mayor disponibilidad de bienes y servicios de mayor calidad a precios competitivos.

Enfatizó que el acuerdo que se firmó no es específicamente para el sector calzado sino para la industria en general, sin embargo, dijo, el gobierno federal no ha cumplido con los compromisos, pero sí ha bajado los aranceles, “se trata de que haya igualdad de circunstancias de que todos cumplamos, no nada más uno y las autoridades no, porque las autoridades están faltando a su firma y a su palabra”, concluyó.

Ariadna Cruz

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”ljC5HrCNR34″]

Deja un comentario