Diagnóstico de la economía mexicana

Actualmente, México es la 14ª economía más grande del mundo. Además, de acuerdo con proyecciones recientes de PricewaterhouseCoopers y HSBC Global Research, se estima que hacia 2050 ocupe entre el 7° y 8° lugar dentro del escenario mundial, superando a países como Francia, Italia, Canadá, España y Australia.

Los servicios distintos del comercio (47%), las manufacturas (18%), el comercio (16%) y la minería (8%) son los sectores con mayor participación económica. Entre 1980 y 2010 el sector servicios sin comercio aumentó su participación en 12 puntos porcentuales del PIB, lo que denota el fortalecimiento de la demanda interna.

Tras haber superado la reciente crisis global, la economía mexicana creció 5.5% en 2010, impulsada principalmente por el comercio, el cual registró una tasa de crecimiento de 13.3%, y la industria manufacturera, con un ritmo de 9.9%. Destaca en este último sector, el crecimiento de los segmentos de fabricación de maquinaria y equipo (42.8%), de equipo de transporte (40.4%) y las industrias metálicas básicas (13.4%). Algunos servicios como el de transportes, correos y almacenamiento (6.4%) e información en medios masivos (5.6%) también contribuyeron a la expansión económica de 2010.

Cabe destacar que el nivel del PIB en el cuarto trimestre de 2010 fue mayor a los observados antes de la crisis global, con lo cual México se ha recuperado y pasa ahora a una etapa de expansión adicional manteniendo tasas elevadas de crecimiento.

Las proyecciones de crecimiento de México para 2011 se han ajustado continuamente al alza. Hoy las expectativas de las corredurías internacionales estiman un crecimiento entre 4 y 5%. Rearmando las expectativas de un sólido desempeño económico, la inversión se ha reactivado gradualmente. En específico, la inversión en maquinaria y equipo mostró un crecimiento anual de 6.6%. Adicionalmente, la Inversión Extranjera Directa (IED) ha mostrado una tendencia favorable durante los últimos años. De 2000 a 2009, la IED per cápita creció 167%. Durante ese mismo periodo ésta ha superado en 65% a los niveles observados en Brasil.

Población

Con más de 112 millones de habitantes, México es el 11° país más poblado del mundo y el 1° entre las naciones de habla hispana. De acuerdo con el Foro Económico Mundial, entre las 20 naciones de mayor tamaño, México es uno de los 5 países que hacia el 2020-2030 no tendrá escasez de mano de obra gracias a la ventana demográfica productiva que presentará en las próximas décadas.

Hoy la Población Económicamente Activa supera los 47 millones; en 30 años será de 69 millones. Este bono demográfico será una ventaja competitiva que potenciará el crecimiento económico del país durante las próximas décadas.

La disponibilidad de capital humano calificado continúa creciendo, fortaleciendo nuestra capacidad productiva. De acuerdo con cifras de la ANUIES, más de 90,000 estudiantes se gradúan cada año de Ingeniería y Tecnología.

Las condiciones de vida de los mexicanos han mejorado sustancialmente en las últimas 2 décadas, repercutiendo directamente en su nivel de productividad. El Índice de Desarrollo Humano de México, elaborado por la ONU para medir el nivel de educación, salud e ingreso per cápita, supera al de países como Rusia, Brasil, Colombia, Turquía, China e India.

En los últimos años, el nivel de bienestar de la población ha crecido considerablemente. Hoy el PIB per cápita de México supera al de países como Turquía, Brasil, Colombia, Perú, China e India.

En materia de educación, México fue el tercer país mejor evaluado de América Latina por el Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés) durante 2009, superando a países como Brasil, Colombia, Argentina, Panamá y Perú. Asimismo, de las 65 economías evaluadas de todo el mundo, México fue el país con el mayor avance en el resultado de matemáticas entre 2003 y 2009.

Durante la última década, se ha alcanzado la cobertura universal en educación básica, mientras que la cobertura en educación media superior avanzó de 48.4% a 66.3% (17.9 puntos porcentuales), y la de educación superior de 21.6% a 30.1% (8.5 puntos porcentuales).

Adicionalmente, en 2011 se alcanzará la cobertura universal de salud, con 49 millones de personas de bajos recursos y sin seguridad social que estarán afiliadas al seguro popular, casi 10 veces el número cubierto en 2004 (5 millones).

Mercado Interno

De acuerdo con la OIT y los centros estadísticos de Estados Unidos, Canadá y la OCDE, la tasa de desempleo de México en 2010 fue la menor del continente americano y una de las más bajas entre los países miembros de la OCDE. Se registró un repunte histórico en la generación de empleos formales en el sector privado, creándose 730,348 plazas formales aseguradas al IMSS, el mayor incremento desde 1996.

El 86% de dicha generación se explica por las ganancias en las industrias de transformación (274,209), el comercio (136,968), los servicios para empresas, personas y hogar (131,181) y la construcción (85,532).

Cabe destacar que debido a la instrumentación de políticas contracíclicas durante la más reciente crisis global, el empleo no exhibió una contracción significativa: mientras que en 1995 se observó una caída del PIB de 6.2% y una reducción del empleo formal de 8.2%, en 2009 el PIB cayó 6.1% pero el empleo sólo se contrajo 1.3%.

Impulsada por el desempeño favorable del empleo, la confianza del consumidor se recupera gradualmente de la reciente crisis mundial y presenta 13 meses de crecimiento interanual. En enero de 2011, ésta fue 12.4% superior a la registrada un año antes. Este incremento en la confianza ha propiciado un mayor consumo local, lo que fortalece la recuperación del mercado interno. En enero de 2011, las ventas de las cadenas comerciales miembros de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) crecieron en términos reales 6.5%.

Por otra parte, el incremento del acceso al financiamiento también ha contribuido al fortalecimiento del mercado doméstico. Destaca el mayor financiamiento al consumo y a la adquisición de vivienda, que pasó de representar el 10.8% del PIB en 2004 a alrededor del 14% al cierre de 2010.

Los elementos anteriores apuntan a que se está fortaleciendo la demanda doméstica, lo cual propiciará un crecimiento económico más equilibrado, sostenido y con menor vulnerabilidad a choques externos.

Mercado Externo

México tiene tratados de apertura y libre comercio con más de 40 países, lo que le da acceso a un mercado potencial de exportación de más de mil millones de consumidores y al 75% del PIB mundial.

México se ha abierto al mundo. Durante las últimas 2 décadas, el valor de las exportaciones e importaciones como proporción del PIB aumentó de 38.3% a 59.7%.

Los principales socios comerciales de México son: Estados Unidos, China, Canadá, Japón y Alemania.

Las exportaciones de México se concentran en el sector manufacturero (82.4% en 2010), reflejo de las ventajas competitivas del país en dicho sector: 1 de cada 6 automóviles que se venden en Estados Unidos es producido en México; la industria aeroespacial mexicana ocupa el primer lugar mundial en inversiones de manufactura; México es el mayor productor del mundo en teléfonos inteligentes y el segundo mayor exportador de televisiones.

Asimismo, más de tres cuartas partes de las importaciones del país consisten en bienes intermedios, lo que refleja que la mayoría de nuestras compras al exterior se realizan con fines productivos.

México ha consolidado un equilibrio externo sin precedentes. El déficit en cuenta corriente del país ha pasado de 5.8% del PIB en 1994 a 0.5% en la actualidad. Lo anterior hace al país menos vulnerable ante eventos externos adversos.

Inflación e Indicadores Financieros

La inflación mantiene una trayectoria descendente, pasando de 52% en 1995 a 4.4% en 2010. Asimismo, las tasas de interés se han reducido en todos sus horizontes. Los CETES a 91 días pasaron de un promedio anual de 48.2% en 1995 a 4.6% en 2010.

Por su parte, el tipo de cambio mexicano se ha fortalecido en los últimos años y ha reducido su nivel de volatilidad. En 2010 se apreció nominalmente alrededor del 5.5%, equivalente a una ganancia de 72 centavos. Cabe destacar que tanto el tipo de cambio nominal como el real multilateral se han apreciado en menor medida que en otras economías emergentes, por lo que la apreciación del peso mexicano no parece inducir algún efecto adverso sobre el nivel de exportaciones del país.

Más aún, además de China, México es el único país que ha ganado cuota de mercado en las exportaciones a Estados Unidos durante los últimos 5 años (al tiempo que se ha diversificado el destino de las exportaciones mexicanas), lo que denota que la competitividad del país proviene de la productividad de las empresas y no del abaratamiento del peso.

Finanzas Públicas

Se ha preservado una disciplina fiscal que se traduce en finanzas públicas sanas. Debido a las medidas instrumentadas para sortear la crisis global, en 2010 el déficit gubernamental representó 0.8% del PIB sin considerar la inversión de Pemex y 2.8% del PIB al incluirla. Asimismo, en el mediano plazo el balance presupuestal se restablecerá.

Por su parte, la deuda neta del gobierno mexicano representó 32% del PIB y mantendrá una tendencia descendente en los próximos años. La relación de reservas internacionales a deuda externa mexicana brinda confianza a los mercados internacionales. Debido a la constante acumulación de reservas en los últimos años (crecimiento de 25% en 2010) se han alcanzado máximos históricos, superando actualmente los 119 mil mdd.

Junto con estos activos, la renovación de la Línea de Crédito Flexible con el FMI proporciona a México un blindaje financiero cercano a los 200 mil mdd, dos veces la deuda externa total del sector público.

Los sólidos fundamentos macroeconómicos de México se han visto reflejados en el reducido nivel de riesgo país, uno de los más bajos entre todas las economías emergentes.

Además de la disciplina fiscal, se ha implementado una política de gasto público orientada hacia la asignación y uso eficiente de los recursos, preponderando el gasto en infraestructura. El gasto programable para 2011 es 65% superior en términos reales al de 2000, con un mayor incremento en las dependencias prioritarias: SSP (374%), SS (271%), SEDESOL (219%), SCT (160%), SE (136%), CONACYT (111%), SAGARPA (52%), SECTUR (51%), SEP (49%), SEDENA (26%), PGR (26%) y SEMAR (18%).

Dentro del gasto programable, se ha priorizado el gasto de capital sobre el gasto corriente; y en este último rubro, se ha implementado una política de austeridad con la que se ha reducido durante la última década el peso de los gastos de operación (de 29% del total a 25%) y servicios personales (de 45% a 32%) e incrementado el relacionado a programas sociales (de 5% a 22%). En contraste, el gasto de capital se ha incrementado de 17% a 24.7% del total.

El gobierno federal en turno ha impulsado el Programa de Infraestructura más grande en la historia del país. De 2007 a 2011 la inversión anual promedio en infraestructura será de 4.6% del PIB, mientras que de 1995 a 2006 fue de 3.3%.

De 2007 a 2010: se han construido o modernizado más de 15 mil kilómetros de carreteras; se han ampliado 7 de los principales aeropuertos del país y se han desarrollado 2 nuevos; se ha realizado una inversión sin precedentes en infraestructura portuaria (32,426 mdp) que nos ha consolidado ya como una plataforma logística en el mundo; se ha reactivado la inversión en el sector ferroviario (33,998 mdp), con 2 proyectos concluidos y 2 más en proceso; y se ha ampliado la capacidad instalada de energía eólica en 551%, entre otros múltiples proyectos.

Eficiencia de los Mercados

México supera a los BRIC y a todos los países de América Latina en la facilidad para hacer negocios. Destaca el escaso número de días que le toma a un emprendedor abrir una nueva empresa en México (9), inferior al de países como Reino Unido (13), Alemania (15), Chile (22), Japón (23), India (29), Rusia (30), China (38) o Brasil (120). El sistema tributario mexicano también incentiva la inversión productiva en el país. De acuerdo con el Banco Mundial, la tasa impositiva total de México es menor a la de países como España, India, China, Francia, Italia, Brasil o Argentina.

El ágil proceso de importación y exportación de productos en México permite optimizar los procedimientos de la cadena de suministro, por lo que en términos de comercio transfronterizo el Banco Mundial nos ubica por arriba de países como Chile, Costa Rica, Hungría, Turquía, Grecia, Colombia, India, Brasil, Argentina y Rusia.

Redacción Pymempresario

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”mz0fCTgH-UY”]

Deja un comentario