Estudiante de IPN crea generador de ozono para aplicaciones médicas

Con el propósito de modernizar la ozonoterapia en México, Daniel Moreno Rojero, estudiante del Instituto Politécnico Nacional (IPN), diseñó y construyó un generador de ozono que, además de transformar la molécula de oxígeno (O2) proveniente del aire en una molécula de ozono (O3), cuenta con un innovador sistema de control que regula y muestra qué cantidad se usa del elemento.
 
Su proyecto permitirá sustituir costosos equipos importados, dar mayor sustento a la ozonoterapia y lograr diversificar su uso en los centros hospitalarios.
 
Daniel Moreno, señaló,  que la ozonoterapia es una alternativa médica de reciente creación y por ello en México no existen avances tecnológicos suficientes para darle un sólido sustento y, con ello, lograr diversificar su uso en los centros hospitalarios.
 
Por ello invirtió más de dos años para desarrollar el equipo con la intención de impulsar el uso del ozono para el tratamiento de diversas patologías, debido a que degrada bacterias, elimina pesticidas, inactiva virus, levaduras, hongos, protozoos y parásitos, toxinas y células cancerígenas.
 
Explicó que el generador de ozono tiene como elemento principal un tubo de acero con un dieléctrico concéntrico, en cuyo interior se inyecta oxígeno o aire que proviene del medio ambiente y al cual se le suministra una descarga eléctrica de alto voltaje para inducir la transformación de la molécula de oxígeno en una molécula de ozono.
 
El desarrollo tecnológico se controla digitalmente mediante la tecnología de efecto corona para producir ozono y la energía ultravioleta para monitorear la concentración del mismo.
 
Uno de los propósitos de este proyecto es fomentar una mayor investigación científica en el campo de la ozonoterapia, debido a las bondades que representa.

“El ozono es considerado hoy en día una auténtica opción terapéutica, pero se necesita realizar estudios clínicos para explotar su potencial, establecer una validez real en esta terapia que reduce la arritmia cardiaca, la inflamación y dolor, mejora la función cerebral y memoria, normaliza la producción de enzimas, hormonas y limpia arterias y venas. De igual forma, estimula el sistema inmune, limpia radicales libres, calma los nervios y tiene alto poder cicatrizante”.
 
Para obtener el prototipo final del generador de ozono contó con la asesoría de los catedráticos e investigadores Jorge Isaac Chirez Oria de la UPIBI y Tatyana Poznyak   de la Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas (ESIQIE). “Para obtener el generador de ozono final requerimos diseñar y construir un sistema de aislamiento, un sistema de elevación de voltaje, un circuito de control de elevación de voltaje, un sensor de ozono, integrar el tubo generador de ozono con circuitos de potencia y medición del elemento y la elaboración de un controlador por sistemas difusos”, señaló Daniel.
 
Las perspectivas que tiene a futuro son modificar el prototipo para que cuente con dos tubos generadores de ozono, diseñar una interfaz para conectarlo a una computadora y patentar la tecnología para comercializar el equipo.
 
Elvira Mayén-Lugo

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”Il_f3FQimpY”]

2 thoughts on “Estudiante de IPN crea generador de ozono para aplicaciones médicas

Deja un comentario