La correcta administración del agua es hoy parte estratégica en la operación y rentabilidad de las organizaciones

Deloitte México afirma que en la actualidad, la disponibilidad del agua es parte estratégica en la operación y rentabilidad de las empresas, pues la correcta administración de dicho recurso se ha convertido en un elemento crítico en términos de reputación, viabilidad de operación y continuidad del negocio.

El agua es un componente fundamental para muchos procesos industriales, y es igual de imprescindible para la generación de energía. “En este contexto, las empresas deben ser capaces de identificar la huella hídrica de su cadena de valor y reconocer los riesgos e impactos que de su uso se generan, siendo el riesgo financiero el más crítico. Algunos otros pueden reflejarse en el incremento del precio del recurso, la pérdida de pasivos por daños causados debido a eventos meteorológicos como huracanes, inundaciones o sequías, así como en la pérdida de la posibilidad de operar y de la confianza de los accionistas”, señaló Javier Romero, Socio Líder de la Iniciativa de Sustentabilidad de Deloitte México.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), nuestro país presenta ya, una buena parte de su territorio bajo un estrés hídrico relativamente alto, prueba de ello son los continuos desabastos de agua que se han dado en varias localidades, principalmente en el norte del país.

En perspectiva, el tema es de tal relevancia que se ha definido como uno de los aspectos más importantes para las próximas negociaciones internacionales relacionadas con el impacto del Cambio Climático, como son la décimo séptima Sesión de la Conferencia de las Partes (COP 17 por sus siglas en inglés) que se llevará a cabo en Durbán, Sudáfrica, y la reunión Río+20, cuya sede será Río de Janeiro, Brasil. Bajo esa dinámica, Deloitte ha trabajado de manera importante en el desarrollo de metodologías que permitan a las empresas cuantificar la huella hídrica de sus operaciones y mapear los riesgos y oportunidades de mitigación y adaptación.

Muestra de ello es la reciente alianza que firmó Deloitte Touche Tohmatsu Limited (DTTL) y Deloitte Consulting LLP en Estados Unidos, con el Carbon Disclosure Project (CDP) para su proyecto Water Disclosure Project (WDP), cuyo objetivo es ayudar a los inversionistas, empresas, gobiernos y otros actores involucrados en la toma de decisiones, a realizar la presentación de informes significativos, sistemáticos y comparables, sobre el uso del agua como una práctica empresarial estándar a nivel mundial.

El CDP, a través de su Informe de Divulgación de Agua, proporciona datos críticos de las corporaciones más grandes del mundo, para informar al mercado global de las oportunidades comerciales y los riesgos de inversión relacionados con el agua.

“El hecho de que la mayoría de las empresas no estén seguras de la huella de agua dentro de su cadena de suministro, subraya la necesidad de diseñar un plan al interior de las organizaciones. Para muchas compañías, este proceso pone de manifiesto oportunidades para nuevos productos, tecnologías y estrategias. Las empresas que se encuentren gestionando de manera adecuada sus recursos hídricos, tendrán mayor capacidad de adaptarse al contexto cambiante de éstos”, agregó Javier Romero de Deloitte México.

Deloitte recomienda a las empresas y organizaciones mexicanas tomar una serie de acciones que permitan mitigar los riesgos asociados al empleo del recurso hídrico, tales como: comprender el uso e intensidad del agua (delimitar el consumo por unidad de producto); identificar el contexto en donde ocurren las operaciones actuales y futuras; adaptar instalaciones y operaciones a eventos extremos e involucrarse con los grupos de interés.

Tener una estrategia al respecto puede representar una importante forma de mitigar los riesgos asociados y, por ende, una clara ventaja competitiva.

Con información de Deloitte redacción Pymempresario

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”j78JyEIwcYI”]

Deja un comentario