Madres de familia toman las riendas del ganado para ofrecer una mejor vida a sus hijos

Debido a las actividades que implica, la ganadería es una de las ocupaciones que se considera puramente masculina, sin embargo, esto no importó a un grupo de madres oaxaqueñas que, buscando ofrecer una mejor vida a sus hijos e inculcarles el amor a su tierra, decidieron organizarse y fundar el Grupo de Trabajo La Esperanza, dedicado a la cría y engorda de ganado bovino.

Hoy en día, este proyecto productivo se ha convertido en uno de los más importantes para detonar la economía local en Ojo de Agua, comunidad del municipio de San Juan Bautista Tuxtepec, en el estado de Oaxaca.

Todo comenzó gracias al apoyo del Fondo Nacional de Apoyos para Empresas en Solidaridad (Fonaes), que otorgó recursos al grupo de trabajo para comprar siete becerros, medicamentos para mantenerlos sanos y un seguro de los animales.

Tras año y medio de crianza, las mujeres decidieron vender su ganado en la cabecera municipal. Así empezaron a generar mayor capital, con el que han podido financiar al gasto de sus hogares e ir comprando más animales.

Al analizar sus logros, Silvia Hernández Iturbide, representante del grupo de trabajo conformado por 10 socias, que lo mismo arrean al ganado, lo llevan a pastar y alimentan, mientras cuidan de sus hijos, señala:

“Antes, no teníamos trabajo, no teníamos un dinero que nos entrara a la casa; hoy, nosotras les damos empleos a nuestras propias familias”.

Y es que su trabajo, además de brindarles una mejor calidad de vida, las ha convertido en mujeres seguras e independientes.

“Mi vida ha cambiado, en el sentido de que ya no me siento como ‘a un ladito’ de la pareja, porque la pareja era la que llevaba todo; pues ahora ya no, ahora caminamos de la mano para decidir cómo trabajar, cómo salir adelante”, señala Juliana Mariano Iturbide, otra de las socias.

Hoy en día, las integrantes del Grupo de Trabajo La Esperanza pueden verse a sí mismas como todas unas empresarias, ya que además de cuidar al ganado, manejan con eficiencia los aspectos administrativos del negocio, y no se amedrentan ante los retos que les impone su actividad.

Karina Hernández Barrera

Información relacionada

 [tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”1_k-XT-jYOQ”]

Deja un comentario