Flexibilice el trabajo para ayudar a recuperar la productividad laboral

El regreso al trabajo después de una larga ausencia y las dificultades para ponerse al día y adaptarse de nuevo a intensas jornadas laborales generan en muchas ocasiones el conocido síndrome post-vacacional, afectando no solo al estado anímico del trabajador sino también a su productividad. En este sentido, según un estudio Regus indica como puede ayudar a evitar las consecuencias del conocido síndrome, aumentando la motivación y el rendimiento del trabajador.

Y es que, tal y como muestran los resultados de la encuesta, realizada entre más de 17.000 compañías de todo el mundo, en donde cuatro de cada diez empresas a nivel global que han adoptado este tipo de soluciones flexibles han observado una mejora en su productividad. Asimismo, según el 80% de los encuestados, los empleados han conseguido una mayor conciliación de su vida personal y profesional, lo que ha incidido directamente en su motivación y satisfacción en el trabajo.

En este sentido, Regus te otorga  las claves para aplicar con éxito las soluciones de trabajo flexible  de vuelta al trabajo.

Reincorporarse de forma gradual. Es necesario un período de adaptación. Trabajar desde casa unos días puede ser una forma de introducirse lentamente en la jornada laboral sin cambios bruscos, permitiendo al empleado acondicionarse gradualmente al clima y ritmo de trabajo habituales. El trabajo flexible no supone tener que perderse nada de lo que ocurre en la oficina ya que soluciones como la secretaría virtual permite estar al día de todo lo que sucede.

Organizarse y coordinarse con el resto del equipo. Una vez reincorporados al trabajo es imprescindible dedicar tiempo a organizarse y reunirse con los compañeros para ponerse al día y establecer prioridades. Para evitar desplazamientos o pérdidas de tiempo innecesarias, además de presencialmente, estas reuniones pueden realizarse vía telefónica o a través de videoconferencia.

•        Optimizar los recursos tecnológicos. Gracias a las posibilidades que nos ofrece la tecnología, hoy en día es posible trabajar desde cualquier sitio y en cualquier momento, permitiendo al empleado alargar algunos días la reincorporación. El uso de los dispositivos móviles, el cloud computing o el empleo de sistemas como la teleconferencia permiten conectarse o comunicarse desde cualquier punto del mundo. En este sentido, según el estudio VWork de Regus y Unwired, un 79% de los encuestados afirma recibir cada vez más herramientas tecnológicas que posibilitan el trabajo desde cualquier ubicación.

Recortar gastos innecesarios. Regresar a la rutina diaria no solo supone un esfuerzo mental y físico para el trabajador y el empresario, sino también económico. Según el estudio VWork, los espacios de oficina suelen ocuparse en tan solo un 45%, generando una serie de gastos y costos innecesarios que no proporcionan ningún tipo de retorno. El comienzo de un nuevo ejercicio tras las vacaciones es una buena oportunidad para iniciar una nueva era, adoptar e incrementar las medidas de trabajo flexible y reducir los costos derivados de espacios fijos de oficina que, en muchos casos, están desaprovechados.

Mejorar la conciliación de la vida laboral y personal. Para evitar efectos como la ansiedad o el estrés, comunes tras la vuelta al trabajo, es importante continuar realizando actividades con los amigos, la familia o los hijos. Incorporar medidas de trabajo flexibles como, por ejemplo: Dejar que los empleados trabajen un día desde casa, permite reducir el tiempo empleado en desplazarse y así conciliar con mayor facilidad la vuelta al trabajo con la vida personal.

Estas y otras medidas han emergido en los últimos años como una solución eficaz y rentable para mermar las consecuencias del síndrome postvacacional. “No hay un solo truco que evite los efectos de la depresión postvacacional en los trabajadores y empresas, pero hay varias maneras de minimizarlos. Darle al empleado la posibilidad de trabajar desde casa o desde cualquier otro lugar del mundo, le permite no sólo adaptarse más rápido, sino también hace posible que la productividad no sufra a largo plazo afectando al trabajador y a la empresa”, señala Mónica Cerda, Directora de Regus en México.

Las soluciones de trabajo flexibles son una gran opción tanto a corto como a largo plazo, además de un excelente modo de enfrentarse a los efectos negativos de la depresión post-vacacional y la vuelta a la rutina laboral.

Redacción

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”_RWIUnw7odI”]

Deja un comentario