Ganas de estar feliz

Este periodo de vacaciones que acaba de terminar tuve oportunidad de visitar nuevamente la ciudad de Orlando con todo y sus parques de diversiones.

Es espectacular…. Siempre he sido un convencido de la cultura Disney y de la excelencia que muestran en ofrecer una experiencia feliz a sus visitantes, pero en esta ocasión me permití analizar el fenómeno desde otra óptica:

Y es que vas a un ligar lejano, pagas una fortuna en sobre precios, haces filas de más de dos horas para treparte a una atracción que si bien te va dura 45 segundos, hace excesivo calor o excesivo frio, en ningún lugar obtienes tan poco por tu dinero, una salchicha y un pan te cuesta algo así como 8 dólares, y para comprarlos también haces una fila de no menos de 15 minutos, te la comes de pie o sentado en el suelo, apartando con tu cuerpo con 90 minutos de anticipación un pedacito de banqueta para poder atestiguar el desfile de la tarde, en fin, la experiencia aislada es francamente nefasta.

En esas mismas condiciones de hacinamiento y sobre estrés lo más pronosticable a nivel conducta sería pelas, empujones, frustración, enojos y agresiones. Sin embargo, el 99.9% de las personas está feliz, contenta, tolerante y amable.

¿Cómo puedes esperar  de buen humor dos horas para subirte a un juego que dura 40 segundos y te está costando una fortuna, y encima sonreír a tus vecinos de fila, pero no puedes tolerar 11 minutos de espera para cobrar un cheque en efectivo en tu banco?

¿Cómo puedes sentarte en el piso a mal comer un pedazo de alimento sobrecosido y disfrutarlo, reír con tu familia, y divertirte pero tienes malos modos con tu esposa porque la sopa no estaba suficientemente caliente o suficientemente a tiempo sobre la mesa?

La respuesta es sencilla a aquel viaje…. Vas con la INTENCION, la predisposición y la actitud de SER FELIZ. Y no solo tu…. La familia completa va con la disposición de pasarla bien a pesar de todas las agravantes en contra, pero no solo eso… miles de personas a tu alrededor van con la misma actitud, y así, en las peores condiciones de confort, cansado y mal dormido todos dan a los demás lo mejor de sí a través de la amabilidad, cordialidad y tolerancia, todos los que han TOMADO LA DECISIÓN, al menos ese día… de ser felices.

Piensa, Reflexiona y Actúa…Helios Herrera

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”oUSHTR_lY_w”]

Deja un comentario