Las fusiones y adquisiciones se reactivarán pese a la reciente caída de confianza: KPMG

La  herramienta Global M&A Predictor de KPMG indica que existe una creciente capacidad de fusiones y adquisiciones (Mergers and Acquisitions, M&A por sus siglas en inglés) en el mercado, debido a los menores niveles de deuda que sitúan a los posibles compradores en una posición más sólida para financiar cualquier operación potencialmente atractiva.
 
El  índice de KPMG referente a la proyección a futuro de las razones de deuda neta/EBITDA (utilidades antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) y de múltiplos de Precio a Utilidades (PU) de 1,000 de las empresas más importantes-  señala optimismo en la tendencia a la baja en las razones de deuda neta/ EBITDA proyectadas para disminuir en 26% para junio de 2012 y el aumento que se dio en las previsiones de razones de múltiplos de Precio a Utilidades (PU) en 12% durante el 2010, cifra atenuada por una caída durante los últimos seis meses.
 
Los sectores de Salud y de Servicios Públicos muestran un apetito mayor. El primero posee la ventaja adicional de tener menor apalancamiento financiero, por lo que no sería sorpresivo ver compañías de esta industria en la actividad de adquisiciones. Por el contrario, el segundo es el sector por sí solo más endeudado y cualquier nueva adquisición probablemente sea financiada mediante nuevo capital o enajenación de activos existentes.
 
Todd McClurkan, Socio de Transaction Services de KPMG en México, comentó al respecto: “La reducción en el apetito por las Fusiones y Adquisiciones durante el primer semestre de 2011 podría resultar ser sólo temporal. También es interesante observar que los valores totales de las negociaciones han aumentado durante el año en tanto que el volumen de las operaciones está disminuyendo actualmente. Esto sugiere que los grandes compradores con bastante liquidez están preparados para invertir, mientras que sus contrapartes más pequeñas están llevando a cabo su juego más a la expectativa, temerosos de contraer compromisos en un clima económico de incertidumbre”.
 
Telecomunicaciones se ha mantenido durante los últimos 6 meses y ha permanecido arriba durante 12 meses, por lo que se puede esperar que continúe su actividad; el sector de Productos de Consumo se ha encontrado ligeramente atrás de éste. Tanto Energía como Materiales Básicos han progresado a lo largo de 12 meses, pero se han retraído durante los últimos seis a medida que ha aumentado la cautela con respecto al ciclo de materias primas. No obstante, la competencia por los recursos globales limitados debiera significar continuas negociaciones en este ámbito.
 
Los sectores de Consumo Discrecional (bienes de consumo que no son de primera necesidad), Industrial y de Tecnología han mostrado los menores incrementos en cuanto a confianza durante los últimos 12 meses.
 
Y pese a la reducción en el volumen de negociaciones, McClurkan también considera que hay buenas noticias por el lado de la oferta: “La disponibilidad de operaciones está lista para aumentar dado que los vendedores que han sufrido frustraciones con anterioridad reconocen que el mercado está abierto para hacer negocios, aun cuando no se encuentre tan animado como ellos quisieran. Los bancos y firmas de capital privado, por ejemplo, pueden estar considerando enajenar activos no deseados a fin de avanzar, lo cual podría significar algunos precios favorables. A todo mundo le gusta conseguir menores precios, así que esto debiera ayudar a activar el mercado. Si esto conduce a un incremento en la actividad, entonces la confianza podría reanudar su ascenso”.
 
Situación en México
 
“México parece reflejar las tendencias globales observadas en la herramienta Global M&A Predictor. En los últimos 6-9 meses hemos visto varias operaciones considerables con un volumen general todavía bajo comparado con los niveles previos a la crisis financiera”,  indicó McClurkan. “Parece haber oportunidades relevantes en los sectores de Salud y Educación, y seguimos viendo operaciones importantes en la industria Financiera, en particular operaciones anunciadas recientemente en los sectores de seguros y AFORES”, agregó.
 
“El retraso en inversiones planeadas en infraestructura por parte del gobierno podría estar deprimiendo artificialmente el volumen de operaciones en los sectores relacionados con estas inversiones, sin embargo, parece haber optimismo prudente de que esta situación de demora es temporal“, comentó el especialista. “En general, esperamos seguir viendo niveles de repunte en cuanto a la actividad de operaciones en México en lo que resta de 2011 y principios de 2012, aunque las persistentes inquietudes económicas en Estados Unidos y en algunos países de Europa podrían seguir ejerciendo presión en la confianza de los mercados, ocasionando que la recuperación se retrase todavía más”, concluyó McClurkan.
 
Redacción con información de KPMG

Información relacionada
[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”NytNYuLlPrM”]

Deja un comentario