Desaceleración estadounidense supera a la inseguridad como la amenaza más preocupante para los empresarios: Deloitte

De acuerdo con los resultados de la décimo novena edición del Barómetro de Empresas, encuesta trimestral realizada por Deloitte México con datos al tercer trimestre del 2011, los empresarios del país se encuentran más preocupados por la desaceleración de la economía norteamericana, desplazando ésta el tema de la inseguridad, que hasta el trimestre anterior era la principal preocupación para ellos. Las expectativas de los encuestados en este Barómetro respecto al entorno económico general se han reducido significativamente en casi todos los indicadores, reflejando un importante retroceso.

En relación a la situación económica en general, el clima de inversiones y la disponibilidad del crédito, las perspectivas de los empresarios exhiben una importante caída con respecto al trimestre anterior. La evaluación que hacen de la situación económica en general disminuye de 71 puntos a 50, el nivel más bajo desde el cuarto trimestre de 2009. Las expectativas futuras son incluso más pesimistas que las previstas el trimestre anterior, con lo que se convierten en las más bajas a partir del cuarto trimestre de 2008.

La principal amenaza

Sin duda, en este tercer trimestre del año, los empresarios ven como la principal amenaza para la economía de México la desaceleración de la economía estadounidense (de 27% en junio a 50% en este trimestre), desplazando a la inseguridad como principal amenaza (de 52% en el segundo trimestre a 37% en septiembre de 2011). El 72% de los ejecutivos consultados opina que Estados Unidos sufrirá una desaceleración en su crecimiento económico y un 20% de ellos espera que incurra de nuevo en una recesión. Esta evaluación reviste de singular importancia si consideramos que el 79% de los empresarios entrevistados asegura tener mayor éxito en su planificación, estrategia y operaciones en la medida en que el desempeño del país vecino del norte sea positivo.

Medidas de contingencia

Las expectativas de los directivos en cuanto al desempeño de su empresa en el próximo año muestran, en todos los indicadores, una tendencia a la baja. Esta situación confirma el deterioro de sus percepciones generales sobre el futuro económico, aunque distan mucho de las que existían en el peor momento de la crisis de 2008 (en promedio son las más bajas desde el segundo trimestre de 2009). Las proyecciones de negocios que los ejecutivos realizan hoy para los próximos 12 meses evidencian una tendencia a la baja: 72% de ellos se plantea disminuir costos y 64% adoptará nuevas estrategias comerciales como medidas de contingencia que permitan sortear las dificultades que se vislumbran.

Las perspectivas de los ejecutivos consultados en esta edición del Barómetro en torno a la inflación se mantienen estables en términos positivos. El 54% considera que ésta se ubicará entre el 3.5% y 4% para 2011, mostrando así una confianza en los rangos planteados por el Banco de México. En lo que respecta al tipo de cambio, el dato más relevante de este trimestre es que las expectativas se han modificado notoriamente en comparación con las del trimestre anterior: pasaron de 8% al 29% quienes consideran que el dólar se cotizará dentro de un año por encima de los 13 pesos.

Evaluación del desempeño del Gobierno

La opinión de los empresarios con relación a la gestión del Gobierno Federal muestra un ligero repunte y se mantiene en niveles crecientes de aceptación en casi todos los rubros consultados, a excepción de las políticas para reducir el desempleo, que muestra una tendencia a la baja. Es notable el escenario dividido con respecto a la posibilidad de un programa de emergencia económica de requerirse. Las áreas que continúan con las calificaciones más bajas siguen siendo la lucha contra la inseguridad (con 23 puntos) y la reducción de la pobreza (con 29).

El escenario político no preocupa… todavía

Aun cuando el futuro con respecto al cambio político del país es incierto, y no existen tendencias concretas, 59% de los encuestados afirma que las próximas elecciones presidenciales no alterarán sus perspectivas empresariales y un 16% afirma incluso que la elección presidencial de 2012 favorece sus prospectivas de crecimiento económico, con lo que evidencian que el manejo de sus empresas hoy está en sus manos y capacidades, y que se encuentran preparados para afrontar los posibles diversos escenarios en el entorno de negocios.

En perspectiva

La encuesta permite concluir que los ejecutivos de las principales empresas de México sienten una importante preocupación por la desaceleración norteamericana, si bien la mayoría tiene muy claras las medidas de contingencia que habrá de tomar en los próximos 12 meses para reducir el impacto del entorno económico en sus negocios. La gestión del gobierno actual vislumbra un optimismo en los empresarios, quienes de momento no se ven amenazados por el ambiente político actual ni por las próximas elecciones presidenciales en México.

Barómetro de Empresas de Deloitte es un estudio de percepción del clima de negocios que prevalece en México, mismo que es elaborado a partir de las respuestas de los altos directivos de las empresas más importantes de México. Es una encuesta trimestral, sin fines de lucro, diseñada para propósitos de estudio e investigación, que permite a la comunidad de negocios contar con indicadores útiles para su toma de decisiones, garantizando además la absoluta confidencialidad individual de las empresas participantes.

Redacción

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”4jyQIAkZPlA”]

Deja un comentario