Empresas norteamericanas y canadienses identifican en su análisis de riesgo para realizar inversiones en México, aspectos relacionados con el lavado de dinero: Deloitte México

La expansión de las compañías transnacionales fuera de su país de origen está actualmente potencializada debido al atractivo crecimiento de los países emergentes en casi todas las regiones geográficas del mundo. Economías como China, México, Turquía, Brasil, entre otros, están viendo un incremento relevante de la inversión extranjera en sus economías. Sin embargo, factores como la corrupción, empresas fraudulentas y prácticas de lavado de dinero, son riesgos que impactan en los procesos de negociación al momento de establecer vínculos de negocio, por lo que deben ser administrados con extrema precaución.

En el marco del “13º Seminario Internacional de Prevención de Lavado de Dinero y de Financiamiento al Terrorismo”, organizado por la Asociación de Bancos de México (ABM), Jorge García Villalobos, Socio de Asesoría Financiera de Deloitte México, señaló que de acuerdo con el estudio “Look before you leap. Managing risk in global investments” (Mirar antes de saltar. Gestión del riesgo en las inversiones globales), realizado por Deloitte a nivel global, con base en las percepciones de administradores del riesgo y cumplimiento dentro de compañías estadounidenses, canadienses y mexicanas, el 36% de empresas americanas y canadienses comentan que han encontrado dentro de su análisis de riesgo para realizar inversiones en México, aspectos relacionados al lavado de dinero.

Adicionalmente, 63% por ciento de los encuestados comenta que debido a la identificación de situaciones que entran en el contexto de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA, por sus siglas en inglés), empresas norteamericanas, canadienses y mexicanas han tenido que abortar o renegociar inversiones, destacando factores como la falta de transparencia y estructuras de pago inusuales.

Por su parte, casi el 100% de las compañías mexicanas entrevistadas se autocalificaron positivamente con respecto a temas de cumplimiento de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero. El 55% de las empresas otorga la calificación de excelente a su cumplimiento de los estatutos marcados por dicha iniciativa y un 49% hizo lo mismo acerca de sus prácticas anti lavado de dinero.

El experto añade que “las empresas en México parecen estar muy finamente sintonizadas y con confianza para hacer frente a los problemas de cumplimiento, integridad y Due diligence. Es importante considerar que las iniciativas en contra del lavado de dinero en México están siendo impulsadas de manera contundente como parte del combate al crimen organizado”.

El estudio realizado a más de 500 empresarios de compañías en Estados Unidos, Canadá y México entre los meses de mayo y junio de 2010, ubica a México y Sudamérica como la segunda región que preocupa más a los inversionistas en relación con el potencial de cumplimiento y la integridad de las cuestiones de lavado de dinero y corrupción al hacer negocios.

Más del 90% de los encuestados nacionales identificaron problemas en el proceso de Due diligence en temas como integridad, reputación, ley FCPA y la lucha contra la corrupción. “En el contexto que se vive a nivel global, resulta prioritario para las empresas administrar de manera inteligente el riesgo en las inversiones. Conocer las limitaciones de la compañía, visualizarla desde el exterior y establecer vínculos con socios de negocios instalados en el país, a fin de invertir con base en el cumplimiento de las leyes, permitirá establecer empresas inteligentes al riesgo”, agregó García Villalobos.

Las empresas mexicanas encuestadas evalúan sus habilidades para enfrentar el cumplimiento de manera significativamente alta. Sin embargo, alrededor del 75% de los entrevistados en el país se han retirado o renegociado un acuerdo como resultado de la obtención de información no confiable durante el proceso de Due diligence.

“Hoy más que nunca un mayor número de sectores y actividades económicas en México requieren entender cómo prevenir las actividades con recursos de origen ilícito, al tiempo que implementan medidas y herramientas para cumplir con los requisitos que presentan las leyes relacionadas con este tema. Es una realidad que la situación en México impulsa la preocupación acerca del riesgo en las inversiones en el mercado nacional”, concluyó Jorge García Villalobos, experto de Deloitte México.
Un conocimiento exhaustivo de la ley, conocer el riesgo potencial, sus consecuencias y cómo atacar los posibles escenarios se reconocen como prácticas que una empresa inteligente al riesgo ejecuta en cada una de sus operaciones o planes de inversión.

Redacción

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”IjUzj-yddpk”]

Deja un comentario