Incrementa tus ahorros mediante una sociedad de inversión

Contar con el hábito del ahorro es una cualidad destacable en un país como México, donde se registra uno de los niveles más bajos en cultura financiera. Si tu dedicación y las ganancias de tu empresa te han permitido acumular dinero no te fíes de la actual situación, ya que en el largo plazo todo capital pierde poder adquisitivo debido a la inflación. Por ello, al reunir una cantidad considerable lo más recomendable es pensar en invertir.

Para iniciarse en el terreno, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda acudir a  los Fondos o Sociedades de Inversión, que reúnen el dinero de un grupo de pequeños y medianos accionistas –a partir de 10 mil pesos-, para invertirlo en instrumentos de inversión más rentables que las opciones bancarias; todo ello con base en la  orientación de un equipo de expertos.

Por su puesto, dichos movimientos implican asumir algunos riesgos, de ahí la necesidad de hacer una cuidadosa selección.

Una ventaja de estos Fondos, es que invierten de manera diversificada, es decir, en distintos instrumentos y plazos, buscando optimizar la relación riesgo/rendimiento para los inversionistas.

En México existen más de 30 operadoras de fondos que ofrecen, entre todas, alrededor de más de 500 fondos entre los que destacan los:

• De renta variable. Invierten principalmente en acciones

• De deuda. Su cartera de inversión se enfoca  en títulos de deuda colocados en los mercados financieros por las empresas, los gobiernos y las instituciones financieras,

• De capital mínimo. Exigen un monto de al menos 10 mil pesos para incorporarse a él.

¿Qué opción es la mejor para cada persona?

Es un hecho que cada individuo tiene condiciones y necesidades distintas. Respecto a las Sociedades de Inversión, ninguna puede garantizar una tasa de rendimiento, aun cuando tenga un buen historial.

Los rendimientos pasados pueden servir como indicador de lo que pueden ofrecer, pero sólo eso; además, al elegir un Fondo se deben considerar otros factores, como:

– Edad
– Etapa de la vida en la que se encuentra (próximo al retiro, lejano al retiro, formando una familia).
– Objetivo de la inversión (por ejemplo, crecer tu negocio)
– Fecha en la que se planea disponer del dinero.
– Nivel de riesgo que se planea asumir (alto, medio, bajo).
– Estado civil
– Destino de las ganancias/intereses generados por la inversión (reinvertir, gastarlo todo, utilizar una parte).
– Porcentaje del dinero que se necesita para solucionar un imprevisto.
De acuerdo con la Condusef, responder estas preguntas ayudará a determinar los siguientes aspectos para elegir un portafolio de inversión:
• Objetivo: Para qué se quiere invertir.
• Plazo: En qué fecha se planea disponer del dinero.
• Etapa que se vive: La gente joven tiene distintos intereses a una persona de mediana edad o que ya está muy cerca de su etapa de jubilación.

• Necesidad de liquidez: Qué porcentaje del dinero a invertir se podría  necesitar.

• Nivel de tolerancia al riesgo: Qué tan dispuesto se está a enfrentar eventuales pérdidas.

Todos estos factores definen el perfil o tipo de inversionista que es cada persona, aunque se identifican tres básicos: conservador, moderado y agresivo, los cuales se determinan por el nivel de riesgo que están dispuestos a asumir y con ello, el tipo fondos en los que debe invertir.

Es importante mencionar que, como cualquier entidad financiera, las Sociedades de Inversión cobran por sus servicios. Dicha percepción se realiza en forma de comisiones y varía según la institución, tipo de fondo e incluso por el monto invertido.

Pero no sólo las comisiones varían entre cada Fondo, sino también los horizontes de inversión (plazo en el que el fondo busca obtener atractivos rendimientos para sus inversionistas), la opción de liquidez (disponibilidad del dinero), entre otros aspectos, por lo que es necesario informarse y comparar diferentes opciones antes de elegir uno.

Para cumplir varios objetivos, se pude invertir en diferentes Sociedades, a través de Operadoras y Distribuidoras de Fondos, Casas de Bolsa y Bancos e incluso con algunas aseguradoras que también brindan asesoría y planes financieros patrimoniales a sus clientes.

Para conocer las entidades autorizadas y supervisadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, se recomienda visitar los portales en internet: www.cnbv.gob.mx y www.condusef.gob.mx.

Con información de Condusef

Karina Hernández Barrera

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”WltX15717mI”]

Deja un comentario