Más clientes con recibo único de pagos

Consecuencia del ritmo de vida actual muchas veces hacer los pagos de toda clase de servicios se vuelve complicado, lo cual hoy debe verse como una oportunidad para que las PyMEs ganen más clientes, ya sea recibiendo cuentas de diferentes compañías o brindando ellas mismas una opción cómoda de pagos.

El denominado Recibo Único de Pagos (RUP) es impulsado por GS1 México que  estableció un comité conformado por empresas del Sector Detallista, Bancos, Aseguradoras, Prestadores de Servicio, entre otros; con el fin de homologar la forma de pago de cualquier servicio y de esta manera realizarlos en cualquier lugar y en todo momento.

Hoy una empresa emite una factura o recibo sin un código de barras estandarizado, llegando a tener hasta cuatro códigos diferentes por recibo, lo que dificulta los pagos para los clientes, pero con el RUP diferentes servicios como luz, teléfono, agua, gas, televisión de paga, colegiaturas, seguros de autos, entre otros, pueden pagarse en cualquier momento y a través de cualquier medio de pago como un punto de venta, tienda de conveniencia, banco, Internet, farmacia, papelería, miscelánea, y demás centros de recaudación; manejando un mismo lenguaje comercial entre socios de negocios.

Esto, en la opinión de GS1 es una oportunidad para las PyMEs en dos sentidos, por un lado ofrecer un mejor servicio al cliente brindándole la posibilidad de hacer distintos pagos en su local, lo cual genera más visitas al establecimiento y nuevas oportunidades de negocio.

“Lo único que necesitan son los lectores porque los recibos se imprimen con el código barras que puede leerse con el lector o bien tecleando el número”, explicó  Omar González de los Cobos, Especialista en Desarrollo de Estándares de GS1.

La otra opción es utilizar esta modelo de código para beneficiar a los clientes con muchos más lugares donde realizar el pago, obteniendo ventajas como mejoras en el flujo de efectivo, reducción de cartera vencida, mayor nivel de servicio y eliminación de errores en la captura de información.

GS1 recomienda el modelo para pequeñas empresas como escuelas con plantillas de alumnos limitada pues se genera agilidad y se reduce el riesgo de manejar dinero en efectivo.

Cabe señalar que este recibo que ya se utiliza en países como Japón, Italia, Colombia y Venezuela, está conformado por un código de barras estándar y una línea de captura GS1 que logra identificar al proveedor, detallando los servicios proporcionados, la fecha y condiciones de pago, importes, usuario o cliente, entre otros elementos.

Para obtenerlo GS1 ofrece un esquema comercial de acuerdo al tamaño de la empresa, “se les cobra una cuota de afiliación que se paga una sola vez, y luego el mantenimiento anual, pero con el pago de la cuota de membresía se otorga el código de barras, después sólo tienen que hacer la inversión de la impresión ya con este modelo”, dijo González.

Para conocer más sobre esta opción acércate a GS1 (www.gs1mexico.org) donde podrán brindarte asesoría y guías, o bien acude a su Centro de Conocimiento donde podrás ver el uso del estándar en un ambiente real.

Ariadna Cruz

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”yI4ilKro2q8″]

Deja un comentario