Outsourcing, lo que debes saber

Con el objetivo de ahorrar costos y asegurar el funcionamiento de algunos procesos empresariales, compañías de todo tipo toman la decisión de tercerizar ciertas operaciones que van desde su nómina y tecnologías hasta asuntos legales, opción que puede ser acertada en pequeñas empresas.

En el caso particular de las Tecnologías de la Información, el outsourcing representa ahorros al eliminar la necesidad de contar con un departamento especializado o tener que afrontar actualizaciones que detengan el desempeño de la empresa, además de ello especialista de Unisys aseguran que llevado a cabo adecuadamente contribuye a lograr operaciones más estables, robustas y seguras.

El objetivo de una empresa que ofrece el servicio de tercerización de TI debe ser facilitar a sus clientes la adopción ante los cambios del mercado, mientras mitiga los riesgos, todo basado en los objetivos del negocio, no obstante no todos confían en ello.

“Aún podemos encontrar a algunas empresas que tienen una idea errónea acerca del outsourcing de TI, debido a fallas en los proyectos de esta naturaleza o por la falta de resultados tangibles”, comentó Diana Gómez, Directora General y VP de Servicios Globales de Outsourcing, Unisys México y agregó, “en la actualidad, el outsourcing ya no es más un riesgo; más bien es una oportunidad, es una relación que busca generar el cambio, permite a las organizaciones progresar hacia mejores condiciones y alienta la mejora continua”.

Unisys desea eliminar algunas barreras sobre el tema exponiendo los mitos del outsourcing de TI

1. Tercerizar significa sacrificar control y flexibilidad.

Una buena estrategia de outsourcing debe de tener la capacidad de cambio a medida que las necesidades del negocio evolucionan, proporcionando las soluciones que mejor se adapten a la organización.

Adicionalmente, el proveedor de servicio de outsourcing debe diseñar soluciones y modelos de gobierno que permitan establecer de forma conjunta las necesidades iniciales y ajustar la gestión del servicio con el tiempo, lo que significa un mayor control y flexibilidad por parte de las organizaciones a largo plazo.

2. El outsourcing no aporta resultados relevantes para la estrategia de negocios.

La excelencia operacional o el mantenimiento de las aplicaciones son importante, pero no suficientes. Las decisiones sobre la tercerización deben estar alineadas para soportar los objetivos de negocio mediante la transformación de la entrega de los servicios de TI.

Es importante que las empresas que se encuentren buscando un proveedor de servicios de TI revisen que la propuesta de este último se alinee a sus objetivos y cuente con herramientas de medición de resultados.

3. La reducción de costos es la única razón para tercerizar.

Este es uno de los principales motivos que lleva a las organizaciones a  tercerizar, pero definitivamente no debe ser el único. Realizar casos de negocio a lo largo de la evolución del proyecto, sirve para medir si se entrega el valor esperado por el cliente. Esto es fundamental debido a que con el tiempo las razones para tercerizar cambian junto con los requerimientos del negocio y la tecnología.

4. El outsourcing es empleado para transferir los problemas de la organización a alguien más por un costo más bajo.

Hacer lo mismo a través de alguien más y esperar un resultado diferente es igual a fracaso. Una de las razones clave para tercerizar debe ser el propio cliente; las organizaciones necesitan cambiar la forma en que llevan los procesos de negocio y la tecnología para poder alcanzar resultados diferentes que impulsen el avance del negocio.

Para lograr lo anterior, se requiere tener visibilidad de todos los procesos, gobierno y soluciones innovadoras que permitan generar una transición confiable, segura y rentable.

5. El outsourcing sólo proporciona valor cuando transforma toda la operación.

El outsourcing no tiene que ser una propuesta de ’todo o nada’. En realidad se trata de capitalizar lo mejor de los servicios de insource y de outsource. Una buena estrategia de outsourcing aporta valor cuando, mediante un panorama definido por modelos de procesos de negocios de TI, la prestación de servicio y responsabilidades por parte del cliente, del proveedor y de terceras partes, son bien identificadas; de esta manera la estrategia se centrará en el rendimiento y se evitarán sorpresas.

“La estrategia correcta de outsourcing ayudará a mejorar los procesos existentes, de esta manera las organizaciones pueden ofrecer nuevos e innovadores servicios a sus clientes. La clave está en desarrollar el modelo adecuado para alcanzar y mantener el nivel de rendimiento de negocio adecuado, independientemente de los cambios en el entorno”, agregó Gómez.

Ariadna Cruz

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”8HUAxF0dQgs”]

Deja un comentario