Reconocen labor del IPN en concursos de COPARMEX

Por el desarrollo de proyectos en pro del medio ambiente, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) recibió a través del Centro Interdisciplinario de Investigaciones y Estudios sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CIIEMAD), el tercer lugar en el Cuarto Concurso Nacional de Reciclaje de Residuos, y mención honorífica a través de la Escuela Superior de Comercio y Administración (ESCA), unidad Santo Tomás, en la segunda emisión del Concurso Nacional de Liderazgo Ambiental.

Ambos certámenes fueron organizados por la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), en colaboración con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

El CIIEMAD obtuvo el tercer lugar en la categoría de Residuos Sólidos Urbanos, por la construcción de muros a base de botellas de polietileno, que forman parte del proyecto Casita Sustentable con Fines Didácticos.

El proyecto dirigido por la investigadora del CIIEMAD, Blanca Estela Gutiérrez Barba, obtuvo este reconocimiento, toda vez que la construcción de paredes de PET  permite reciclar 152 botellas por metro cuadrado de un muro, así como dejar de consumir 30 tabiques de tamaño convencional, además su costo de construcción es 40% menor que con materiales convencionales y su diseño específico representa una alternativa en los programas de vivienda social tanto rural como urbana.

Además, la ESCA, Unidad Santo Tomás, obtuvo mención honorífica en la categoría de Innovación Tecnológica, por su proyecto Reducción en el Consumo de Energía, que consistió en eliminar mil 500 balastros de 74 watts por 3 mil 700 lámparas LEDS, las cuales permitieron reducir 400 toneladas de dióxido de carbono, un ahorro de más del  70% en el consumo de electricidad  y la utilización  de equipos con componentes cien por ciento reciclables.  El premio fue recibido por la directora de la ESCA, Norma Cano Olea.

Al término de la premiación, el presidente de la COPARMEX, Gerardo Gutiérrez Candiani, felicitó a los ganadores del IPN por sus importantes proyectos que deberían ser imitados en todo el país.

Gutiérrez Candiani aseguró que se cumplió con el objetivo de los concursos que es estimular la innovación, difundir mejores prácticas, predicar con el ejemplo y fomentar la cultura de la responsabilidad social, porque “no hay responsabilidad social empresarial sin compromiso ambiental”.

El presidente de COPARMEX reconoció que los empresarios y las instituciones entienden la sustentabilidad como una responsabilidad y obligación social compartida. “También es una inversión para nuestras empresas y comunidad, área de oportunidad y motor económico emergente que los mexicanos debemos aprovechar oportunamente, no dejemos escapar esta nueva ola de oportunidades que parten de la necesidad de cuidar más los recursos naturales con una mayor conciencia de su valor real y precariedad”.

Elvira Mayén-Lugo

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”df94nixYDao”]

Deja un comentario