Semana Nacional de Educación Financiera 2011

Aunque en México el 60% de la población tiene contratado algún producto financiero para administrar sus bienes, la gente aún desconfía de las instituciones que ofrecen estos servicios, reconoce Luis Pazos de la Torre, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Por ello, señala, desde hace cuatro años se realiza la Semana Nacional de Educación Financiera, mediante la cual se busca otorgar la información y conocimientos que permitan a los ciudadanos conocer, comparar y elegir en cada caso, aquella opción (bancos, seguros, afores, casas de bolsa, sociedades de inversión, sofoles, sofomes, entre otros) que mejor satisfaga sus necesidades, y que resulta de utilidad para los microempresarios que deben mantener un buen manejo de sus recursos.

En la edición de 2011, celebrada del 3 al 9 de octubre pasado, se contó con un programa de por lo menos mil actividades, como talleres, conferencias, mesas redondas y exposiciones, durante las cuales bancos privados, compañías de seguros y universidades transmiten sus experiencias y conocimientos para que la gente conozca más sobre la educación financiera.

“Ése ha sido el éxito de la Semana de la Educación Financiera”, pero todavía hay mucho en qué trabajar, señaló el funcionario.

Al respecto, José Antonio Meade Kuribreña, Secretario de Hacienda y Crédito Público, afirmó que ante un panorama económico tan complejo como el que se vive actualmente, contar con una buena educación financiera resulta fundamental.

“México y el mundo enfrenta un entorno cambiante que reafirma la necesidad de contar con usuarios de servicios financieros responsables, mismos, que a su vez, se enfrentan a una gama cada vez más amplia y compleja de productos financieros, que son ofrecidos por numerosos intermediarios que utilizan diversos medios y tecnologías en busca de una mayor inclusión financiera, indicó.”

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico), complementó lo dicho señalando que la educación financiera es decisiva para que los usuarios de los servicios financieros aprovechen plenamente los beneficios legales y de regulación en el sector, para su protección.

La educación financiera, abundó, coadyuva también a que Banxico cumpla su tarea de propiciar el buen funcionamiento de un sistema financiero sano y competitivo, a la vez que refuerza las tareas que en materia de regulaciones y supervisión del sistema financiero le ha encomendado la Ley.

Karina Hernández Barrera

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”Dolz0_l1rRU”]

Deja un comentario