2012, inminente adopción de factura electrónica

A casi un año de haberse ordenado el uso obligatorio de la Factura Electrónica (FE) a los contribuyentes que registran ventas anuales por encima de los 4 millones de pesos, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) reporta que más de 440 mil empresas ya emiten comprobantes fiscales digitales.

Aunque dicha cifra no cumple con las metas que se plantearon las autoridades hacendarias a principios de 2011, los resultados pueden calificarse como positivos, ya que al cierre del año pasado 220 mil empresas facturaban electrónicamente y hasta octubre de 2011 se han sumado 220 mil unidades productivas a dicha práctica, señala Edgardo Martínez, director comercial de Aspel México.

“Esto significa que de las 185 mil empresas mexicanas que, según datos de Hacienda,  facturan más de 5 millones de pesos al año,  sólo 5 mil continúan emitiendo recibos en papel”, destacó el ejecutivo.

Como se puede ver, “la adopción de la FE crece de manera importante a medida que pasa el tiempo”, indicó.

Esto se debe a tres factores básicos: primero, la obligatoriedad para los contribuyentes que facturan más de 4 millones de pesos al año; en segundo lugar, porque muchas empresas han adoptado por iniciativa propia su uso para mejorar sus procesos e incrementar su eficiencia; y por último, debido a factores comerciales, pues ciertas compañías influyen en sus proveedores para que usen comprobantes digitales, abundó el directivo.

Pese a lo anterior, Martínez aceptó que aún existen retos a vencer en el tema: “muchas de las personas que se niegan a emitir facturas electrónicas, lo hacen por temor a que las autoridades les cobren más impuestos” y, si bien la FE fue concebida como un instrumento más efectivo para elevar la recaudación fiscal, los contribuyentes sólo deben pagar lo que les corresponde.

Otro obstáculo para el uso generalizado de comprobantes digitales, es que tan sólo un 30% de las MiPyMEs –que representan el 96% de las empresas a nivel nacional- utilizan herramientas tecnológicas para administrar sus operaciones y, para emitir FE las compañías deben contar al menos  con una computadora e invertir en capacitación para realizar la facturación correctamente.

Ante dicha situación, el ejecutivo consideró necesario hacer hincapié en los beneficios que la implementación de recibos fiscales digitales trae a sus usuarios, entre los que destacan:

• Mejora en el servicio al cliente.

• Reducción de costos y errores en el proceso de generación, captura, entrega y almacenamiento.

• Mayor control documental

• Cobranza rápida

• Ahorro en el uso de papel, etc.

Sobre los rumores que han circulado a últimas fechas, respecto a las posibles intenciones del SAT para que en 2012 las empresas que facturen hasta 2 millones de pesos anuales también sean obligadas a utilizar FE, el directivo pidió no adelantarse a los hechos, ya que todavía hace falta que el gobierno publique la Miscelánea Fiscal del año entrante para confirmar o descartar dicho escenario.

“Se especula mucho al respecto, ya que las autoridades fiscales buscan elevar el número de contribuyentes que utilizan FE”, hasta alcanzar un cien por ciento y, con dicha medida [ampliar el rango de obligatoriedad], ciertamente se lograría el objetivo. Po ello es necesario que los empresarios  empiecen a utilizar los comprobantes digitales antes de que sean obligatorios para todos y, con la prisa, caigan en varios errores al emitirlos, finalizó.

Para más información sobre la Factura Electrónica y su implementación, consultar el sitio web de Aspel México, donde también se pueden conocer las soluciones desarrolladas por esta compañía para emitir comprobantes digitales de una forma rápida, sencilla y segura.

En el marco de Semana Nacional PyME el ejecutivo compartió algunos puntos importantes para los empresarios interesados en adoptar factura electrónica.


1.- Definir el proceso del negocio
2.-Solicitar referencias a otros empresarios sobre la empresa a contratar
3.-Probar el software o bajar versión de prueba
4.-Preguntar si la empresa que dará el servicio cuenta con centro de capacitación o soporte técnico
5.-Checar características del producto
6.-Cuidarse de las versiones gratuitas, porque en internet nada es gratis
7.- Verificar que la empresa de software es confiable y fidedigna

Karina Hernández Barrera/Fernando Heredia

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”0p4NUDRZICc”]

Deja un comentario