Cómo sobrevivir a las crisis

Los sucesos financieros que ocurren globalmente ponen en peligro a miles de empresas de todo el mundo, en especial, a las de países como México cuya economía resiente los problemas de los grandes mercados, sin embrago, existen estrategias que puedes aplicar en tu empresa paras hacerte más fuerte.

Rene Solís Brun, director general del Centro de Estudios para la Zona Metropolitana, considera que el primer paso para que una pequeñas empresa se mantenga más segura en épocas difíciles es entender el juego empresarial con sus cuatro actividades básicas: allegarse de recursos, producción, distribución y consumo.

Aunque parezca increíble muchos empresarios olvidan los puntos básicos y terminan por caer en otros errores que alteran la marcha de la empresa, por ejemplo, quedar en una zona de confort donde los cambios alrededor dejan de ser perceptibles.

Por el lado contrario también es un riesgo vivir en constante incertidumbre, preocupados por lo que va a suceder y con miedo de no saber hacia dónde dirigirse, lo cual limita la acción en beneficio del negocio.

En cualquiera de los casos el experto recomienda buscar información, ésta reducirá la inseguridad y llevará a tomar decisiones acertadas, tomando ventaja de las fortalezas bajo la premisa y ley de la preservación de las especies: “el qué se adapta sobrevive”.

En este caso es importante buscar fuentes de información confiables para cada área que lo requiera, con el objetivo de construir escenarios adecuados, en pasado, presente y futuro, y no tomar decisiones de pánico sino activas a partir de un mapa propio de tendencias donde se identifican aquellas que ayudarían o afectarían a la empresa.

Un análisis FODA puede ser de utilidad concretando oportunidades a partir de las fortalezas y desapareciendo una amenaza eliminando una debilidad.

Ha sido demostrado que las empresas que adaptan esa filosofía logran una mejor calidad de vida, impulsan su propio desarrollo, obtienen más ganancias y en consecuencia crecen.

Solís Brun recomienda a quienes desean sobrevivir en el ambiente de los negocios a soñar en grande, pues entre más grande sea el sueño, más grande es el alcance de las acciones, siempre con miras a satisfacer necesidades con bienes y servicios entendiendo lo que necesita el mercado y produciéndolo de la forma más eficiente para ganar más.

“Estoy cumpliendo mi sueño, estoy satisfaciendo las necesidades del mercado, estoy desarrollándome”, pero para lograrlo, dijo el director, es necesario definir un buen objetivo que se integre con las acciones y formar un resultado para cada plan.

Finalmente el especialista recomendó a los empresarios PyME fomentar alianzas y el trabajo en equipo; tomar riesgos pero con prudencia; presumir sus logros; ser participativos y propositivos; definir una agenda; armar una cadena de valor y negociar con proveedores para conseguir ahorros; tener claro el impacto de las finanzas; e incorporar fórmulas alternativas ligadas a la productividad.

Además de evitar errores como buscar dinero sin tener un plan de negocios; contratar amigos y familiares; tener exceso de ego; o no tener educación financiera; hacer del negocio su hogar y no su lugar de trabajo.

Ariadna Cruz

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”98qVnImnC1Y”]

Deja un comentario