El contenido es el rey

La creciente demanda de información instantánea pertinente, y de fácil acceso para los usuarios desde cualquier lugar, ha fomentado el desarrollo de aplicaciones (apps) y servicios en el mercado móvil.

Contenido. Esta palabra inofensiva es el punto central alrededor del cual se está desarrollando una evolución tecnológica. Los consumidores devoran información a un paso que se acelera constantemente, y la innovación se apura para mantener el ritmo, proveyendo, difundiendo, administrando y asegurando que la información sea tan efectiva y perfecta como sea posible. Las aplicaciones han tomado un rol cada vez más fundamental.

Según un informe reciente de Zokem, empresa especializada en estudios estadísticos sobre dispositivos móviles, el 50% del volumen de la información móvil está ocupado por aplicaciones nativas de información, como sitios de redes sociales, multimedia y mapas. “Las tiendas de aplicaciones, combinadas con una variedad de aplicaciones non-browser (fuera de los navegadores) previamente alojadas en los smartphones, están impulsando el crecimiento de Internet móvil”, dice el doctor Hannu Verkasalo, fundador y CEO de Zokem.

Si bien se puede acceder a Internet a través del celular desde hace varios años, el repentino aumento de popularidad se debe a la unión de varios factores en un mercado receptivo. Estos incluyen: la facilidad de uso, la facilidad para comprarlos e instalarles aplicaciones, la implementación de 4G con su ancho de banda adicional, el desarrollo de dispositivos más rápidos y poderosos, el crecimiento de servicios que aprovechan estas características, y el auge de la tecnología NFC (Near-Field Communication, por sus siglas en inglés).

El lanzamiento de los smartphones de doble núcleo y de las computadoras tipo tablet más potentes ha coincidido con un aumento de la sofisticación y disponibilidad de las aplicaciones. Cada vez más a menudo vemos que los consumidores ya no usan los teléfonos solo para hablar o navegar en Internet; como resultado, las plataformas de redes sociales, los juegos y los usuarios de mensajería instantánea están impulsando el mercado de las aplicaciones. Según Zokem, los usuarios de las redes sociales pasan un promedio de 18 minutos por día en mensajería instantánea, 11 en aplicaciones de redes sociales y siete en juegos.

Actualmente, las aplicaciones construidas especialmente ofrecen a los usuarios acceso directo al contenido que quieran sin la necesidad de que sean expertos en la materia. El usuario compra un dispositivo por las opciones de accesibilidad que ofrece, la ergonomía y el acceso a una tienda de aplicaciones. En una economía donde el tiempo escasea, el usuario no quiere tener que descargar o leer manuales engorrosos o aprender nuevas habilidades. La transición hacia una sociedad acostumbrada a “enchufar y listo” (plug-and-play) es clara; las aplicaciones y la innovación con la que son compatibles esas aplicaciones necesitan evolucionar para satisfacer estas demandas.

Además, el desarrollo de las comunicaciones máquina a máquina (M2M) significa que la información y la conexión están proliferando. Esta conexión tiene en cuenta el perfecto desarrollo e integración de los dispositivos inteligentes que se pueden implementar en los autos, los hogares y las industrias. Mientras tanto, la información se puede usar para desarrollar aplicaciones y servicios más eficientes.

Un informe reciente de Forrester indica que el rápido surgimiento del desarrollo de aplicaciones ha impulsado la innovación de la industria tecnológica, y que la segunda ronda de innovación va a “aprovechar los servicios basados en la nube; la computación inteligente y los dispositivos para Internet recientemente habilitados con aplicaciones, como los autos, los electrodomésticos y los sistemas de entretenimiento”.

El app Internet va a afectar la manera en que se estructura el software tanto en el frente económico como en el frente de diseño y, a su vez, va a inspirar la innovación y el desarrollo de aplicaciones que se centran tanto en soluciones locales como en soluciones basadas en la nube.

La evolución de la seguridad

A medida que más servicios se trasladan a la nube y que las aplicaciones se vuelven más prolíferas, la seguridad debe evolucionar para estar a la altura de las circunstancias. La autenticación de Identificación Única (SSO, por sus siglas en inglés) es una solución simple y elegante, que ofrece protección confiable y control para el eslabón más débil de la cadena – el usuario.

El aumento del uso de los teléfonos celulares también ha visto un aumento en el fraude móvil, específicamente en el área de servicios financieros. Las soluciones de seguridad deben asegurar que las transacciones móviles sean confiables, que proporcionen seguridad y que protejan la privacidad del usuario. Según un estudio reciente de Gemalto, la demanda de los consumidores de una experiencia out-of-the-box (la experiencia del usuario al momento de abrir la caja y hacer la instalación o configuración inicial), junto con la demanda de acceso a una tienda de aplicaciones viable, pone a los operadores móviles bajo una gran presión. Cuando hay problemas con los dispositivos o con la seguridad de una aplicación de software o con el hardware, el operador es el responsable y, en los países desarrollados, un minuto de atención al cliente es equivalente a US$1. Ese costo se puede minimizar con la implementación efectiva de soluciones de seguridad y de administración de dispositivos.

La web vs las aplicaciones

Las páginas de Internet diseñadas especialmente para un acceso fácil a través de dispositivos móviles han estado entre nosotros por algún tiempo, pero ¿están enfrentando su desaparición debido a las aplicaciones?

No necesariamente, según Mark Showalter, Director Senior de Marketing para Proveedores de Servicio en Extreme Networks, empresa estadounidense de soluciones informáticas. “Las aplicaciones tienen una flexibilidad limitada, y a la larga los usuarios avanzados van a querer ver más de lo que una aplicación puede proveer”.

El informe de Zokem de mayo de 2011 establece que “claramente, las aplicaciones están dominando a los navegadores de Internet tanto en los smartphones como en las computadoras tipo tablet cuando se mide en cuanto a tiempo de interacción… En los smartphones la cuota de uso de las aplicaciones es abrumadora – llega a casi seis veces más de tiempo de interacción que la navegación en Internet.” De todas maneras, los usuarios de computadoras tipo tablet pasan más tiempo navegando que los usuarios de smartphones, y la mayoría de los usuarios de ambas plataformas acuden a los navegadores para búsquedas en línea.

Showalter agrega que otro avance importante es el surgimiento de la tercerización masiva, que implica que los ciudadanos comunes comparten información en línea para el bien común. “En Japón [a raíz del terremoto y del tsunami], ha habido tercerización masiva de la información de los medidores Geiger. Están conectando los medidores a Internet para averiguar cuanta radiación hay. La pregunta es: ¿cómo unimos todo esto para mejorar nuestras vidas y la eficacia de los negocios?”

Él cree que la difusión de redes inteligentes, junto con las redes móviles y las aplicaciones que utilizan datos de tercerización masiva, bien podrían ser una parte inherente de lo que vendrá.

Por Tamsin Oxford, para The Review (revista de Gemalto)

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”zm2whr8XMv4″]

Deja un comentario