La remuneración en México alcanzará un incremento promedio de 4.5% para el 2012: Deloitte

La Tercera Encuesta de Remuneración denominada: “Transformando la Remuneración Total” realizada por la firma consultora a 200 empresas mexicanas de tamaño medio y grande, señala que el pronóstico de remuneración en México para el 2012 alcanzará un incremento promedio de 4.5% en todas las industrias participantes.

Destacan Manufactura, Energía y Bienes Raíces, las cuales sobresalen por mencionar que estiman incrementos superiores al 5%, cifra que durante este año se mantuvo constante en la mayoría de las compañías participantes (90%). Igual de importante resulta el hecho de que el 10% de la muestra indica no otorgará ningún tipo de aumento.

Por otra parte, es de considerar que 32% de las empresas participantes mencionan identificar cuáles son los puestos clave para el desempeño de la organización, mientras que un 68% señala no contar con las herramientas y metodologías necesarias para hacerlo.

Jorge Ponga, Socio de Consultoría en Capital Humano de Deloitte México, indico que en el contexto actual,  las empresas enfrentan el reto de mantener los niveles de rentabilidad, por lo que resulta relevante que cada una de ellas logre establecer una estrategia de vinculación de los resultados de negocio con el modelo de remuneración, a fin de fortalecer el vínculo con los empleados, transmitiendo los logros de la organización a través del reconocimiento a los colaboradores.

Bajo esa perspectiva, el análisis indica es prioritario establecer un Diálogo de Remuneración Total con colaboradores, puestos y grupos clave en la organización para alinear las expectativas de las áreas clientes. “Esto significa transformar el modelo de remuneración total al establecer matrices de pago adicionales al sueldo, que propicien equidad interna y competitividad externa a través de esquemas de gestión de administración individual”, agregó el experto.

En este sentido, el estudio destaca que en términos de prácticas adicionales al sueldo, en México, aspectos como incentivos de corto plazo a dirección general, contemplan en promedio 140 días de pago anual, sobresaliendo la industria de Ciencias de la Vida y Cuidado de la Salud con 190 días, seguida de Bienes Raíces con 183 días y Servicios Financieros con 158 días al año.

En lo que respecta a temas de capacitación como un elemento de remuneración para el empleado, las empresas mexicanas invierten en promedio 53 horas anuales por empleado y $4,740 pesos en el mismo periodo de tiempo por colaborador. En términos de horas, la industria de Manufactura destaca con 207 horas destinadas a este rubro; y en contraparte, Servicios Financieros se ubica como la primera en términos de inversión monetaria con $14,586 pesos al año.

“Cómo pagar y a quién pagar son dos factores cruciales en la estrategia de las organizaciones, pues afectan el costo del plan financiero y determinan la manera en cómo se obtiene un alto o bajo retorno del dinero destinado a remuneración. En este contexto, las empresas deben analizar su modelo de pago actual, seguido del establecimiento de una estrategia que delimite los parámetros a través de los cuales se remunera a los empleados, a fin de recuperar la confianza de los colaboradores y mantener la rentabilidad de la compañía”, concluyó Jorge Ponga de Deloitte México.

Redacción

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”pHj6xxd3ZME”]

Deja un comentario