Se hunde la industria botanera debido a su “mala imagen”

Ser identificada como la principal causa de obesidad en México, ha provocado que la industria botanera registre considerables pérdidas económicas de enero de 2010 a la fecha.

Esta “mala imagen” y el hecho de que muchas empresas hayan limitado sus inversiones en el sector, al observar que las ventas de esos productos bajaron, agravan el escenario, según advirtió el presidente de la Rama 106, Fabricantes de Botanas, de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Andrés del Bosque.

En toda esta situación, continuó, quienes resultan más afectadas son las micro, pequeñas y medianas empresas, ya que el mercado escolar representa el 30% de sus ventas y, ante la reducción en el consumo, un gran número de ellas han tenido que cerrar.

Todo ello se basa en “la errónea asociación que se tiene de las botanas en relación con el sobrepeso y la obesidad, así como con el concepto comida chatarra que no lo es, nos ha afectado, no somos los únicos culpables, ni siquiera de los principales”, afirmó el líder empresarial.

Explicó que la ingesta anual de botanas en México es de cuatro kilogramos por persona en promedio, por lo que no puede considerarse a estos productos la principal causa de la obesidad. El problema es la falta de orientación nutricional hacia las familias y el sedentarismo, que han resultado en un gran problema de salud pública, subrayó.

Del Bosque mencionó que ya analizan los efectos generados a la industria botanera con la puesta en marcha de regulaciones para la venta de alimentos en las escuelas, considerando que el valor del mercado es de 3 mil millones de dólares anuales, con una producción de 450 mil toneladas.

Considerando lo anterior, el empresario dijo que en su opinión, lo que debe hacer el gobierno para atacar efectivamente el problema de la obesidad es llevar a cabo en las instituciones escolares programas que incentiven el ejercicio diario en los menores.

Esto porque “no podemos culpar a un alimento o a otro cuando los niños no practican algún tipo de ejercicios, cuando no gastan las calorías que consumen. La falta de ejercicio sí es un factor directo que contribuye en la obesidad”, afirmó.

Finalmente, Del Bosque hizo un llamado para abordar el tema objetivamente y que se realice una evaluación de los lineamientos aprobados en el  Acuerdo Nacional para Salud Alimentaria, a fin de comprobar si el problema de la obesidad disminuyó.

Esto es fundamental, ya que de no tratar el problema en su verdadera dimensión y satanizar a las botanas, se continuará provocado un grave daño a la industria, al reducir sus ventas y afectar su cadena productiva, culminó.

Con información de Notimex

Karina Hernández Barrera

Deja un comentario