Mejores prácticas para la gestión de empresas familiares

Las empresas familiares son una parte importante dentro del sector empresarial debido a que componen el 80% del mismo; esos números son similares en otros países, por ejemplo, en Brasil ocupan el 95%, en Canadá el 90% y en Estados Unidos las estadísticas oscilan entre el 80% y el 98%.

Sin embargo, una estadística confirma que muchas no logran ser sostenibles en el largo plazo pues solamente un 30% llega a la segunda generación y a la tercera solamente entre el 5% y el 15%. Este bajo índice de permanencia se atribuye a diversas razones, pero definitivamente una de las más importantes es la renuencia a la incursión de la tecnología; sobre todo, cuando se trata de sistemas neurálgicos, tal como es el uso de un sistema de gestión.

Tips para la mejor gestión de las empresas
•    Definición de criterios para la relación entre la empresa y la familia. Este es uno de los principales desafíos enfrentados en la gestión de las empresas familiares, es muy importante tener claro para todos los miembros de la familia los aspectos que son de trabajo y los que sólo son incumbencia de la familia. A veces no se notan los problemas generados por la falta de esa separación, sin embargo a largo plazo eso podrá ser una falla significativa para la empresa. Asimismo, si existen más de 2 personas con injerencia en la toma de decisiones, estas tienen que ser compartidas.

•    Definición de actividades y limitaciones de los miembros de la empresa. Se debe identificar la empresa como 3 subsistemas independientes pero sobrepuestos. Esta separación es una herramienta interesante para identificar conflictos interpersonales, dilemas de papeles, prioridades y limites:
o    1, 2 y 3: personas con solamente una conexión con la empresa;
o    4, 5 y 6: personas con dos conexiones
o    7: personas con tres conexiones

•    Establecer reglas para la remuneración. Determinar criterios claros para la remuneración, tanto de los ejecutivos, como de la familia. Es fundamental para mantener equilibrado el flujo de caja de la empresa y el ambiente laboral debido a la posible aparición de rencillas con los empleados de la empresa que no son parte de la familia.

•    Crear un contrato de uso de la marca. Durante la vida de la empresa, pueden tornarse realidad conflictos en relación a la utilización y/o la exclusividad de la marca. Cuando se emprende una empresa, se debe pensar a futuro. Por ejemplo, se deben definir los miembros de la familia que podrán o no abrir otras empresas con marcas diferentes. Todos esos detalles deben estar definidos en un contrato. Además de la marca, es importante definir los parámetros para la utilización de bienes y servicios de la empresa (por sus socios y la familia).

•    Crear un sistema de preparación e inclusión de los herederos para que sean socios de la empresa. Esta medida puede ser esencial para la salud de la empresa a largo plazo, ya que determina quienes podrán entrar a la sociedad, señalando el plazo y las reglas para su realización. Muchas veces los herederos no tienen la misma visión y los mismos intereses en el negocio y es cuando la empresa desaparece. Vocación, es la palabra clave aquí. Para disminuir los riesgos de una sucesión, el heredero debe vivir la rutina de la empresa, conocer las características de sus colaboradores, entender sobre planeación, ventas y finanzas, además de conocer a los socios, proveedores, competencia y clientes. También es conveniente crear un consejo de familia para la toma de decisiones.

•    Explorar los valores de la marca. Una de las principales cualidades de una empresa familiar son sus valores; sin embargo, es necesario cuidar que esos valores no hagan que la empresa se quede detenida en el tiempo y/o limiten o direccione hacia un lado erróneo. Los valores tienen que ser una fuerza, no una debilidad.

•    Modernizarse.  La implementación de un sistema de gestión o ERP ayuda a las empresas a integrar sus procesos y recursos para obtener la integración y control de toda su información eliminando el uso de interfaces manuales y la redundancia de actividades, proporcionando integración de diversos departamentos, la automatización y almacenamiento de todas las informaciones de negocio.

Una característica de las empresas familiares es ser compleja, justo debido al agregado de una importante variable: la familia. Tomar la decisión de modernizar la administración de la empresa es sumamente importante, por ello, todo lo anterior es indispensable para crear el clima ideal y continuar evolucionando.

Sergio Morilo, Director de Servicios, TOTVS México

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”dVdgUn524Ok”]

Deja un comentario