No pongas en riesgo tu economía esta navidad

Año con año la televisión, los centros comerciales, bancos, almacenes, entre otros, nos llenan la cabeza con la idea de que para celebrar la navidad es necesario dar miles de regalos y gastar sin mesura; pero lo cierto es que dilapidar el dinero no garantiza que en esta temporada la gente sea más feliz. Bajo este argumento, la Condusef llama a resistir la tentación del consumismo, que en épocas decembrinas puede poner en grave riesgo la economía de los mexicanos.

Para evitar comprometer tus ingresos actuales e incluso futuros —a través del crédito—, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) emitió las siguientes recomendaciones:

• Aprender a distinguir lo que se quiere de lo que se necesita: Antes de adquirir un artículo, resulta muy útil analizar si de verdad es una necesidad y qué beneficios otorgará; pero sobre todo si el presupuesto con que se cuenta permite adquirirlo. En lugar de cambiar una computadora que aún sirve, sólo por obtener la de última generación, se puede destinar ese dinero al pago de deudas o un fondo para emergencias.

• Enlistar a las personas que se desea regalar algo: Hay que pensarlo muy bien, quizá se pueda borrar el nombre de algunas personas. Comprar obsequios económicos o hacerlo uno mismo es buena opción; de esta forma se puede comprobar que no es necesario invertir mucho tiempo y dinero para dejar a un amigo o familiar contento con sólo un detalle.

• Establecer una cantidad límite para gustos personales: Por ejemplo, mucha gente acostumbra estrenar ropa para recibir el año nuevo. Para evitar el derroche al comprar la indumentaria, es aconsejable fijar una cantidad tope y ajustarse a ella. Condusef recuerda que enero es un mes de rebajas, por lo que recomienda apartar dinero para hacer estas compras a principio de año.

• Crear conciencia en los niños sobre “las posibilidades económicas” de Santa y los Reyes: Reflexionar con los menores sobre lo  que pasó con sus regalos del año pasado y enseñarles a priorizar sus necesidades resultará de mucha utilidad para que no escriban una lista kilométrica con peticiones.

• Identificar las trampas de los “meses sin intereses”: Los centros comerciales se llenan de ofertas y promociones como las clásicas “Compra hoy y paga después” o “Paga a meses sin intereses”. Al comprar de esa manera los ingresos futuros se ven comprometidos, generando en casi siempre un desbalance en el presupuesto cotidiano. El crédito es útil para diferir el pago de una compra que no se podría hacer de contado, sólo debe aprovecharse para comprar bienes de utilidad prolongada.

• Guardar dinero para el futuro: Una encuesta reveló que 72% de los mexicanos prefiere resolver sus necesidades actuales y después pensar en el futuro. Sin embargo, no contar con dinero para el futuro genera en más de la mitad (54%) un sentimiento de culpabilidad. Que en la época navideña se cuente con un ingreso mayor no debe traducirse en compras excesivas. Lo recomendable es aprovechar esta oportunidad para mejorar las finanzas personales. ¿De qué forma?:

– Elaborando un presupuesto especial para navidad, que evite gastos excesivos.

– Estableciendo montos para liquidar o reducir deudas.

– Considerar el abrir un plan de ahorro o inversión.

– Establecer prioridades (¿ya no funciona el refrigerador?, los niños necesitan internet en casa para hacer sus tareas y no gastar en cibercafés?)

– Establecer metas financieras (comprar una casa, mejorar el negocio, adquirir un coche) y calcular el monto necesario para alcanzarlas.

• Administrase bien para esquivar la cuesta de enero: Para ello es necesario poner límites desde diciembre: consumir sólo lo que se necesita, comparar precios, no hacer compras por impulso, pagar deudas y crear un pequeño fondo de reserva, en lugar de empezar el año pidiendo prestado a tasas de interés elevadas.

En palabras de Mario Pérez Ladrón, experto en psicofinanzas, para evitar los peligros de la temporada navideña en el ámbito económico, la clave es tener conciencia de cuánto se debe, cuánto se tiene ahorrado y aprender a presupuestar los ingresos extra que se obtienen a fin de año, para no gastarlos de forma incorrecta.

Con información de Condusef

Karina Hernández Barrera

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”yMAdlZ0NX0g”]

Deja un comentario