Inteligencia artificial para impulsar empresas tecnológicas

En México se requiere introducir con mayor fuerza el estudio de la inteligencia artificial en la educación universitaria, ya que ésta será fundamental para el desarrollo de empresas de base tecnológica, las cuales son necesarias.

La inteligencia artificial, transformará el futuro ya que se ha convertido en pilar de las llamadas tecnologías habilitadoras, tales como la computación ubicua (la que se integra en el entorno de la persona), la inteligencia ambiental o los sistemas altamente conectados.

Estas tecnologías habilitadoras, afirmaron los expertos como conclusión del 10º Congreso Internacional Mexicano de Inteligencia Artificial (MICAI), son capaces de detectar la presencia y responder a las necesidades actuales de los seres humanos, de allí su importancia. Dichas tecnologías podrán ser fundamentales en México porque se constituyen como un elemento importante en la realización de productos innovadores que pueden generar crecimiento, bienestar y desarrollo.

Raúl Monroy, presidente de la Sociedad Mexicana de Inteligencia Artificial (SMIA), aseguró que esta disciplina debe introducirse aún más en los planes de estudio del país, debido a que existe una fuerte demanda social para atacar problemas como la inseguridad, fomentar la salud, y aumentar el aprovechamiento de los recursos, los cuales pueden estructurarse y aproximarse mediante sistemas inteligentes.

La SMIA es una sociedad científica cuya misión es promover la difusión y la aplicación de la inteligencia artificial en México y este año cumple su 25 aniversario de fomentar esta actividad en nuestro país.

Agrupa tanto a profesionales como a académicos del área, a quienes ofrece un marco organizacional y de gestión que les permite compartir y difundir sus proyectos de investigación, docencia, vinculación y difusión de la disciplina

Cabe decir que el uso más intenso de la inteligencia artificial actualmente se está orientando hacia aquellas profesiones en donde el ser humano requiere apoyo debido a las características riesgosas de las propias profesiones, como son el caso de la medicina, la geología y la aeronáutica, entre otras.

Elvira Mayén-Lugo

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”X6-ce2VauLQ”]

Deja un comentario