Principales preguntas de los inversionistas

La semana pasada visitamos clientes con cuentas en renta fija y divisas en Estados Unidos para discutir nuestra perspectiva respecto a México. Nos reunimos tanto con  fondos de cobertura como de inversión. En general, no encontramos un consenso en cuanto a las tasas y solo algo en cuanto al tipo de cambio. A continuación, discutimos las principales preguntas que recibimos de los clientes.


¿Resistirá México una desaceleración en Estados Unidos?

Sí, prevemos que México resista ante el pronóstico del banco de un crecimiento del PIB  de 2.1% en Estados Unidos en 2012. En primer lugar, las ganancias en productividad en el sector manufacturero de los últimos años deberían mantener el costo unitario de la mano de obra en dólares en una tendencia plana, lo que ayuda a las exportaciones y ha atraído inversión extranjera directa, por ejemplo, en la industria automotriz (ver Unit labor costs “an ace in the hole”;  Asimismo, el tipo de cambio real, es decir, el tipo de cambio una vez que se toman en cuenta los precios en México y en Estados Unidos, permanece competitivo. Esto también ayuda a disminuir los costos de producción en México.

Debido a estos dos factores, México ha ganado participación de mercado en diferentes sectores como el automotriz en Estados Unidos, y ha sido capaz de diversificar sus exportaciones en el margen. Actualmente, 78% de las exportaciones de México se destinan a Estados Unidos, contra 82% durante 2007, previo a la crisis. En resumen, prevemos que el PIB de México crezca 3% en 2012.

¿Se está traspasando la depreciación del tipo de cambio a los precios?

Como anticipamos, el traspaso a precios de la depreciación del tipo de cambio ha sido muy pequeño (ver FX: ain’t passing through). Esto puede ser visto en la evolución de los precios de los bienes comerciables, y en la estabilidad de las expectativas de inflación al momento de la depreciación. Después de que el peso se debilitara 18.8% desde finales de julio de 2011 hasta finales del año, es natural temer que haya inflación, y algunos inversionistas creen que todavía hay riesgos de traspaso a precios de la depreciación del tipo de cambio.

Sin embargo, la credibilidad del Banco Central (Banxico) y una brecha de producto alrededor de cero previenen que los productores transfieran por completo sus altos costos a los precios del consumidor. Adicionalmente, la depreciación ha sido percibida como temporal, al ser resultado del típico sobre-ajuste del tipo de cambio, esta vez ligado a la posibilidad de una recesión en Estados Unidos. Acorde  con esto, datos mejor de lo esperado y una política monetaria más acomodativa en Estados Unidos han impulsado un rally que ha llevado al tipo de cambio cerca de 13.

¿Estará la inflación por encima del objetivo de Banxico?

En nuestra opinión, sí. Nuestros pronósticos colocan a la inflación por encima del 4%, el techo del intervalo de variabilidad (el objetivo es 3% +/- 1%), para la mayoría de los meses este año. Algunos inversionistas se sorprendieron por esto. Sin embargo, desde fines del año pasado, los precios agrícolas han estado empujando a la inflación por encima de las expectativas, y prevemos que la sigan empujando por encima del 4%. Anticipamos trayectorias opuestas para la inflación ya que la presión en los precios de los alimentos procesados bajará mientras que la inflación en servicios se incrementará, a pesar de menores tarifas telefónicas. Sin embargo, prevemos que el aumento en los precios de servicios se modere en la segunda mitad de 2012 debido a que la actividad doméstica se moderará.

¿Banxico elevará o recortara las tasas?

Prevemos que Banxico permanezca en pausa en 2012. En general, los inversionistas estuvieron de acuerdo con esta opinión. También estuvieron de acuerdo en que hay margen de maniobra para la política monetaria  en caso de que el entorno global se deteriore. Sin embargo, la mayoría de los inversionistas creen, al igual que nosotros, que Banxico únicamente recortará las tasas hasta que los datos comiencen a mostrar un deterioro en la economía estadounidense. Si Estados Unidos logra crecer 2% o más este año, prevemos que Banxico mantendrá las tasas intactas. En este, nuestro escenario base, la brecha de producto se moverá lentamente en territorio positivo y el siguiente movimiento de Banxico será un aumento en tasas para contener las presiones de demanda. Sin embargo, no creemos que esto suceda sino hasta 2013.

México: el superávit comercial se ubicó en $7.7 millones de dólares en diciembre (esperado -$359.5 millones de dólares)

El superávit comercial se ubicó en $7.7 millones de dólares en diciembre, por encima de las expectativas de un déficit de $359.5 millones de dólares. Las exportaciones avanzaron 8.2% anualizado de 10.1% en noviembre, con una moderación en las exportaciones manufactureras a 6.2% del previo 7.8% anualizado. Las importaciones se moderaron aun más a 7.4% del previo 10.6%. Las importaciones de los bienes intermedios avanzaron 7.8% de 10.3% anualizado mientras que las importaciones de los bienes de consumo se desaceleraron a 0.4% anualizado de 13.4%. En contraste, los bienes capitales repuntaron a 14.8% de 9%. Como resultado, el déficit comercial llegó a $1.17 mil millones de dólares, por debajo del déficit de $3 mil millones de dólares de 2010. El superávit en la balanza petrolera subió a $13.7 miles de millones de dólares de $11.5 miles de millones de dólares en 2010. El déficit de la balanza no petrolera subió ligeramente a $14.9 miles de millones de dólares de $14.5 miles de millones en el 2010.

§  Consistente: Los resultados preliminares de diciembre se suman a la evidencia de que las exportaciones continúan desacelerándose debido a la desaceleración de la demanda externa, mientras que el ritmo de las importaciones disminuyó de manera más rápida ya que los bienes locales sustituyeron a los bienes importados después de la depreciación del tipo de cambio real. Es importante señalar, sin embargo, que prevemos que la inversión repunte en el cuarto trimestre de 2011 debido a importaciones más fuertes de bienes capitales.

Carlos Capistrán, economista en jefe para México BofA Merril Lynch

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”9uX3T-VGH18″]

Deja un comentario