Reforma fiscal 2012 y su impacto en las PyMEs

A partir del primer día de enero de 2012 entran en vigor las nuevas disposiciones fiscales ordenadas por el SAT, las cuales contemplan cambios en el artículo 29 del Código Fiscal de la Federación, donde uno de los primeros puntos es señalar el régimen fiscal del contribuyente, es decir sí se trata de  una persona física con actividad empresarial, además de especificar la forma en la que será pagada la factura, sea mediante efectivo o cheque por mencionar casos, además de indicar los últimos 4 dígitos de cuenta al tratarse de una transferencia electrónica .

Sara Rodríguez, Gerente de Soporte Técnico de Aspel compartió que los pymempresarios  se enfrentan a un cambio cultural en sus empresas, porque la Factura electrónica llego para quedarse y las nuevas disposiciones traen consigo una serie de solicitudes de información por parte del SAT que deben cumplirse, pero no deberían generar más trabajo, porque con los sistemas administrativos los datos se capturan una sola vez y se realizan los reportes necesarios.

Rodríguez también señalo que  los cambios fiscales flexibilizan a modo de opcional el poner la dirección del contribuyente, porque  ahora la mayor importancia recae en el RFC; la ejecutiva también destacó que respecto a la forma de pago, todavía  falta la resolución de la miscelánea respecto a las empresas que venden al público de forma minorista.

Los cambios antes señalados aplican a los  Comprobantes Fiscales Digitales  y por Internet, además de las facturas impresas con código bidimensional.

Dentro de lo positivo  de la Reforma Fiscal para Rodríguez, es que existen un periodo de transición de 6 meses, permitiendo así  que el empresario conozca la mejor opción para su negocio, además de realizarlos de manera segura y confiable.

En el caso de los sistemas Aspel, la responsable de Soporte Técnico precisó que los cambios de la reforma fiscal ya están integrados en los productos  SAE, COI y Facture.

Es importante señalar que a las empresas que se les terminan  sus facturas impresas, podrán conocer más información sobre las especificaciones del SAT entrando a la página www.aspel.com/factura para conocer más detalles sobre la forma adecuada de adoptar factura electrónica, porque es un requerimiento que llegó para quedarse.

Para las empresas de tamaño grande, los cambios fiscales se implementan mediante sus propios desarrolladores, lo cual no implica mayor complicación, pero en el caso de las micro  y pequeñas empresas se trata de incorporar eficiencia a su negocio.

Fernando Heredia

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”lpY5c2XgjlU”]

Deja un comentario