Un 92% de empresas mexicanas crecerá

Las empresas mexicanas que operan en los mercados internacionales están informando mejores resultados (tendencias de ingresos, de utilidades o ambas) que aquellas que se concentran en el mercado local, de acuerdo a evidencia de la encuesta global de Regus, que sondeó la opinión de más de 12,000 empresas de todo el mundo.  Estos hallazgos señalan que la expansión en el extranjero tiene un efecto positivo en los negocios y debería ser considerada urgentemente por las empresas que se centran en el mercado local y no desean quedar atrás en mercados extremadamente competitivos.

Las evidencias de la encuesta enfatizan la necesidad de una reorganización radical en las actitudes de las empresas que se concentran en el mercado local.  Hay una división significativa entre las perspectivas de las empresas mexicanas que ya operan internacionalmente, de los cuales un 92% tiene intenciones de expandirse aún más, y aquellos que solo funcionan en mercados nacionales, de los cuales solo un 66% tiene intenciones de expandirse al extranjero dentro de pocos años.

La “propiedad” y las “personas dentro de la compañía” se perciben como obstáculos claves para la expansión internacional:

•         Un 36% de las empresas dice que el mayor obstáculo para la expansión es el desafío de establecer una presencia física en un país extranjero.

•         Un 70% de las empresas también dice que los compromisos inmobiliarios deben ser a muy corto plazo al establecer una operación en el extranjero, ya que no saben la velocidad con la que crecerán.

•         Las opiniones están divididas en cuanto al lugar de procedencia de los cargos de gerencia de las operaciones en el extranjero, con un 48% a favor de un gerente del país de origen y un 52% que opta por un gerente local.

•         También existe división concerniente a los conocimientos de lenguaje de la gerencia, ámbito en el que un 61% de los encuestados exige fluidez en el lenguaje local.

Mónica Cerda, Directora de Regus en México señala, “Este informe proporciona evidencia sólida de que en el clima económico actual, las empresas mexicanas que se han diversificado en el extranjero han tenido mejores resultados que aquellos que han permanecido en sus mercados locales.  Esto se aplica tanto a empresas grandes y pequeñas y debería actuar como una llamada de alerta para aquellos que siguen centrándose en los mercados locales para encontrar maneras eficaces y rentables de trasladarse fuera del país con el fin de mejorar sus ganancias y distribuir los riesgos.

Las exportaciones mexicanas fueron equivalentes a $31,017 millones de dólares en noviembre del 2011, principalmente provenientes de electrónica y otras maquinarias, vehículos de transporte terrestre y equipos de transporte, además de la minería y el crudo.  Su dependencia en las exportaciones al mercado estadounidense, aunque son considerables, ha descendido desde un porcentaje máximo de 90% en 2001, a medida que las empresas mexicanas buscan diversificar los destinos de sus exportaciones.

“Mientras que la ‘propiedad’ y las ‘personas al interior de la compañía’ se perciben como desafíos potencialmente importantes, la amplia disponibilidad de opciones de espacios de trabajo flexible en todo el mundo hacen que el elemento ‘propiedad’ sea más un asunto de percepción que de realidad.  Sin embargo, los problemas de ‘personas’ requieren una gran medida de criterio.  Las decisiones sobre si se debe instalar un gerente local o uno del país de origen de la empresa son fundamentales y creemos que yacen principalmente en si las ventas se manejan a través de algunos distribuidores principales o si es necesario comunicarse directamente con una amplia gama de clientes”, dijo la directiva.

“De modo interesante, China es la única excepción entre las economías más importantes del mundo.  Allí, la inversión y el desarrollo de infraestructuras subsidiadas por el estado brindan a las empresas chinas una oportunidad desmesurada en el mercado local.  Sin embargo, tal desarrollo de infraestructuras finalmente resultará limitado y sospechamos que en la próxima década las empresas chinas volverán a buscar crecimiento producto de las exportaciones”, abundó la experta.

Redacción

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”lWtKRD7Rv2Q”]

Deja un comentario