Actividad productiva y desaceleración en marcha: Banamex

En México la actividad productiva mostró ya una importante desaceleración desde el cuarto trimestre del 2011, en línea con la desaceleración de la economía americana y en particular de su sector manufacturero (gráfica 3). Así, las exportaciones de manufacturas han avanzado con menor ritmo, lo que no ha podido ser completamente compensado por el mercado interno. Tal proceso estimamos se profundizará en el 2012, dando lugar no sólo al cambio de composición mencionado de la demanda, sino también a un menor crecimiento del PIB para el conjunto del año, de 3.9% en el 2011 a 3% en este año.

El ciclo de la economía mexicana sigue estando ligado al de la economía americana y en particular a su sector manufacturero, dado que cuatro de cada cinco dólares de exportación del país p r o v i e n e n d e l s e c t o r manufacturero y se dirigen a EUA. Aunque la economía americana podría crecer marginalmente más este año que el previo, la manufactura en ese país s í consideramos se  desacelerará, hacia 3.3%, desde 4.1% en el 2011.

El impacto de la desaceleración del mercado externo se está ya resintiendo en las exportaciones. En diciembre las exportaciones de manufacturas crecen sólo 6.2% anual (gráfica 4) y excluyendo el sector automotriz, sólo 2.3%. Cabe señalar que para todo el 2011, el déficit comercial fue muy bajo, 1.2 miles de millones de dólares, el menor desde 1997, con las exportaciones totales avanzando 17%, 350 mmd (manufacturas, 13.4%, 280 mmd) y las importaciones 16%.

En el principal mercado de exportación, el de EUA, en noviembre la participación de las exportaciones manufactureras mexicanas, en el total de importaciones manufactureras de EUA, mejoró, a 12.1%. No obstante, en el acumulado del año hay una pérdida de 0.2 puntos porcentuales, aunque ésta podría resarcirse durante este año dada la depreciación de la paridad de los últimos meses, y la que estimamos para el conjunto del 2012, sobre todo frente a las monedas de países de Asia, con quienes hay una gran competencia en el mercado americano.

El mercado interno ha mostrado un buen comportamiento, aunque al igual que las exportaciones, muestra cierta desaceleración en los últimos meses. Ello a pesar de que uno de los indicadores oportunos de consumo privado, las ventas al menudeo, resultaron sorprendentemente positivas en noviembre, 7.5% en términos reales. Ocurre que consideramos que tales cifras muestran un significativo impacto del programa comercial de promoción el “Buen Fin”, el cual estimamos en alrededor de dos puntos porcentuales sobre la tasa de crecimiento anual de las ventas. Sin embargo, consideramos que este fenómeno se revertirá parcialmente en diciembre, al haber promovido pun adelanto parcial de las mismas.

Así, aunque los resultados sugieren que el consumo doméstico mantuvo un ritmo de expansión anual saludable a finales del 2011, estimamos que las cifras definitivas de consumo  privado del cuarto trimestre mostrarán una desaceleración.

Algunos de los determinantes del consumo privado, como el empleo, el crédito al consumo o las remesas, han mostrado un buen desempeño, aunque también muestran, con excepción del crédito, menores avances últimamente. En particular, el empleo formal ha mostrado un buen desempeño, con cifras en diciembre de 4% anual, aunque los salarios reales no rebasan el 1% real anual. Por su parte el crédito bancario en diciembre mantuvo un fuerte ritmo de expansión anual, el mayor desde agosto de 2008, con una tendencia contrastante entre el de consumo, con tasas cercanas al 20% anual real vs el hipotecario, menor al 4%. Las remesas también muestran una importante desaceleración, al crecer 3.5% en dólares en diciembre, en contraste con 6.9% en el conjunto del 2011.

Nuestra perspectivas es que todos estos rubros observarán para el conjunto del 2012 menor dinamismo que un año antes. Por su parte, la inversión fija bruta repuntó con fuerza en noviembre, 6.7% anual real después de sólo 4.9% en octubre, ante el impulso de las compras de bienes de capital, tanto de importación como nacionales.

En contraste, la construcción, el mayor componente de la inversión, continuó registrando una ligera desaceleración, lo cual sugiere un debilitamiento del gasto público. Igualmente, tales cifras son menores que el promedio de 8.2% del periodo acumulado enero-noviembre.

En términos del conjunto de la producción, la última cifra disponible es eI IGAE, que es una variable aproximada del PIB, que en noviembre avanzó 3.8% anual, muy similar a octubre,
3.7%, impulsada por servicios, 4.7%. Con el conjunto de cifras estimamos que el PIB podría haber crecido 3.6% anual en el cuarto trimestre del 2011, con una tasa trimestral anualizada mostrando desaceleración, 2%.

Examen de la situación económica de México, Banamex, Diciembre 2011- Enero 2012• Número 1020• Volumen LXXXV

Deja un comentario