Avance gradual de la FE en México

Las microempresas continúan realizando esfuerzos por adoptar la Factura Electrónica (FE). De acuerdo con un estudio hecho por CONTPAQ i, empresa especializada en el desarrollo de software administrativo,  ejemplo de ello es que durante el segundo semestre de 2011, dichos negocios pasaron de 36% a 47% en la emisión de Comprobantes Fiscales Digitales (CFDs).

Ello, según la investigación, revela que la transición de los comprobantes fiscales en papel a la FE ha sido gradual en México, hasta lograr que hoy en día el 51% de las empresas existentes en el país cuenten con un programa o utilicen algún servicio de facturación digital, ofrecido por una de las casi 40 firmas con autorización del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Pese a lo anterior, abunda el estudio, sólo 39% del 49% de empresas que todavía no se adhieren al esquema digital piensa utilizar alguna aplicación para emitir facturas electrónicas en 2012.

De ese 39%, continúa el análisis, sólo un 18% ha determinado que comenzará a emitir facturas electrónicas entre enero y septiembre del presente año; el resto preferirá aplazar esta decisión porque durante 2012 todavía podrán facturar en papel de Impresor Autorizado o con Código de Barras Bidimensional (CBB); o porque simplemente se encuentra en proceso de definir los beneficios que puede traería la Factura Electrónica a su negocio.

Al comentar los resultados del estudio realizado por CONTPAQ i, cuyo objetivo era conocer el nivel de adopción y percepción que tienen las empresas mexicanas sobre la Factura Electrónica, René Torres Fragoso, director general de la compañía, señaló que muchos de los contribuyentes que ya optaron por los CFDs no lo hicieron por la obligación de la autoridad, sino porque se vieron en la necesidad de conservar la relación comercial con sus clientes y proveedores que ya facturaban electrónicamente.

El ejecutivo refirió que los sectores empresariales de la Industria y la PyME mantienen su interés por adoptar la FE: su adopción pasó de 77% a 82% en la Pequeña Empresa; de 76% a 94% en la Mediana; y de 88% a 92% en la Grande. Respecto al sector Industrial, agregó, esta migración avanzó del 63% a 73%; Servicios de 43% a 58% y Comercia de 30% a 35%.

Ante dichas cifras, Torres Fragoso indicó que “el sector Comercio es uno donde deben estar concentrados los esfuerzos para promover los beneficios y ventajas de la Factura Electrónica”.

Finalmente, el directivo recomendó a los contribuyentes conocer y revisar a profundidad la forma como opera el esquema de los CFDs, e informarse sobre los proveedores del servicio y cada una de sus propuestas, a fin de elegir la que mejor se adapte a sus necesidades.

Karina Hernández Barrera

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”3FpVFYXInXc”]

Deja un comentario