Incentivan productos indígenas en Guadalajara

Para que los indígenas ubicados en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) promuevan su arte, mejoren sus condiciones laborales y se desarrollen como empresarios productivos, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) conformó Guaré, un grupo de trabajo que junto con el nuevo Proyecto de Aplicación Profesional (PAP), ‘Comunidades indígenas urbanas’, les brinda la oportunidad de reivindicar sus actividades y cultura.

A principios de 2011, la celebración de los Juegos Panamericanos permitió que los integrantes del Guadalajara Arte Étnico (Guaré) exhibieran sus productos en el camellón de avenida Chapultepec. Dos millones de pesos fueron las ventas que obtuvieron.

“Las deudas que teníamos se pagaron, reinvertimos en materiales, mucha de la ganancia se fue a las comunidades”, comenta Kena Bautista, wixárika originaria de la comunidad de San Andrés Cohamiata, en el municipio de Mezquitc.

Esto se logró tras años de labores y de entender que uniéndose, los indígenas conseguirían más apoyos y beneficios. De ahí que el año pasado se conformó Guaré –integrado por 240 indígenas de siete etnias- con el apoyo del ITESO, el Ayuntamiento de Guadalajara y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Ahora, el siguiente paso es conformarse legalmente y registrarse como un colectivo, para mejorar sus condiciones de trabajo, señaló Roberto García, académico del ITESO. Por ello, continuó, se obtuvieron 150 mil pesos de fondo federal y 100 mil pesos de un convenio con el Ayuntamiento de Guadalajara para todo lo referente a asesorías, diseño y promoción de imagen.

“Lo de los Panamericanos fue un espacio muy bueno para todas las familias, eso es lo que queremos: un espacio permanente donde haya afluencia de gente que aprecie nuestro trabajo. Nosotros dependemos de eso, por eso estamos en la lucha. Luchamos por dar una buena imagen, porque ya no nos vean como los tiangueros, que vean que somos gente que realmente hace bien las cosas”, explicó Kena.

Para seguir en esta línea y considerando la problemática que viven los más de 18 mil indígenas asentados en la ZMG, durante el semestre en curso el ITESO decidió aportar por el PAP ‘Comunidades indígenas urbanas’, cuyo objetivo es ampliar su campo de acción para propiciar el desarrollo sustentable y contrarrestar la inequidad, la exclusión social y la pobreza.

Se trata de un proyecto totalmente participativo, interdisciplinario, interdepartamental y multicultural; el primero a nivel nacional en el que los propios indígenas serán los que definan las estrategias y proyectos que se impulsarán, explicó García.

A la fecha, continuó el académico, están inscritos 10 estudiantes indígenas –serán coordinados por dos antropólogos– y con ayuda de los mismos integrantes de Guaré se definirán las estrategias y acciones a seguir. En agosto se abrirá a toda la comunidad universitaria.

“La intención es también que en algún momento pueda presentarse una iniciativa de ley para tener ‘el andamiaje completo’ y de ahí obtener recursos para apoyar a los propios estudiantes indígenas y a sus comunidades”, explicó.

Karina Hernández Barrera

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”m4KyLkYigq0″]

Deja un comentario