México pierde con Acuerdos de Equivalencia

Empresas exportadoras a los países del norte pueden verse en desventaja frente a la competencia internacional si los Acuerdos de Equivalencia de estándares extranjeros con las Normas Oficiales Mexicanas, impulsados por la Secretaría de Economía, se aprueban.

María Eugenia Bracho, ex titular de la Procuraduría Federal del Consumidor y ex directora General de Normas, afirmó que dichos acuerdos no apoyan a las empresas exportadoras y sólo fortalecen la llegada de importaciones de otros países.

“La facilitación del comercio debe ser recíproca y mutuamente satisfactoria para todos los países que participan. Sin embargo, las concesiones otorgadas por México a Estados Unidos y Canadá contenidas en los Acuerdos de Equivalencia no lo son y restringen el que los mexicanos podamos competir en otros mercados”, comentó Bracho.

Durante la presentación de su más reciente libro, “Aceptación de Resultados de Evaluación de la Conformidad, ¿Reconocimiento Mutuo o Equivalencia?”, la también ex abogada negociadora del TLCAN señaló que los representantes de México debieron asegurar la reciprocidad con Estados Unidos y Canadá para que sirvieran como un mecanismo de facilitación comercial.

“Las certificaciones basadas en acuerdos de equivalencia gozan de un trato preferencial en nuestro país frente a sus homólogos mexicanos, lo que se convierte en una amenaza para el Sistema Mexicano de Metrología, Normalización y Evaluación de la Conformidad de nuestro país, SISMENEC, el cual ha llevado 20 años crear”, aseguró la autora.

María Eugenia Bracho señaló que las condiciones no resultan satisfactorias para los socios ya que México es el único que da concesiones a Estados Unidos y Canadá, y recordó que actualmente los Acuerdos de Equivalencia a las Normas Oficiales Mexicanas se encuentran en un proceso de análisis por parte de los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,

El libro “Aceptación de Resultados de Evaluación de la Conformidad, ¿Reconocimiento mutuo o equivalencia?”, fue editado por Normalización y Certificación Electrónica, NYCE, y busca brindar elementos jurídicos para enriquecer el debate sobre los procesos de evaluación de la conformidad, en beneficio de los consumidores.

Ariadna Cruz

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”ad1EYUMpswY”]

Deja un comentario