56% de las empresas mexicanas, no posee un plan de recuperación ante un temblor

A poco más de una semana de un temblor de 7.4 en la Ciudad de México, Regus, recopilo  las opiniones de más de 12,000 empresarios de 85 países, cuyos resultados indicaron específicamente que en nuestro país el 56% de las empresas, en comparación con un 45% del resto del mundo no han implementado un plan de recuperación ante desastres para TI.

Las consecuencias de no planificar la recuperación tras un desastre como un temblor pueden ser varias, como las fallas en las telecomunicaciones y todas las consecuencias derivadas de ello,  pueden llevar a las empresas a no poder continuar con sus operaciones diarias. A pesar de que la comunidad empresarial está consciente de esto,  de acuerdo con la última encuesta del proveedor mundial de espacios de trabajo – Regus, donde se recopilaron las opiniones de más de 12,000 empresarios de 85 países, se mostro que el 56% de empresas mexicanas  no tienen un plan de recuperación ante desastres en el lugar de trabajo que pueda estar disponible en un plazo de 24 horas.

A pesar de que se sabe que solo los negocios que inviertan en equipos y servicios, podrán efectuar su plan de contingencia frente a cualquier adversidad, 45% de empresas mexicanas perciben el costo de la recuperación anti desastres como prohibitivo.  Asimismo más de dos tercios de los encuestados mexicanos (67%) declaró que invertirían en un plan de recuperación anti desastres en el lugar de trabajo si el servicio tuviese un precio adecuado, en comparación con un 55% a nivel mundial.

De igual manera aunque las empresas más grandes de México están mejor preparadas que las empresas más pequeñas para recuperarse ante desastres, el 52% de las mayores corporaciones aún permanece sin una instalación de recuperación ante desastres.

Cati Cerda, Directora de Regus en México comenta, “Casi la mitad de las empresas mexicanas demuestra un alto costo percibido de recuperación ante desastres, pero también muchas informan que estarían dispuestas a pagar un cargo mensual para acceder a una instalación de recuperación ante desastres en el lugar de trabajo en caso de emergencia. Esta es una señal importante de que aunque demasiadas empresas se arriesgan, su mentalidad está cambiando. A medida que en todo el mundo surjan productos y servicios económicos, es probable que más empresas finalmente dejen de esperar lo mejor y comiencen a preparase seriamente para lo peor.”

Redacción

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”R45ewugcv2I”]

Deja un comentario