Administradores de Fondos encuentra una creciente confianza en la sostenibilidad del crecimiento

Los inversionistas están siendo cada vez más bullish en cuanto a los prospectos de crecimiento global y un número cada vez menor prevé más rondas de flexibilización cuantitativa (QE) por parte de los bancos centrales, según la Encuesta de BofA Merrill Lynch a Administradores de Fondos para Marzo.

Un neto 28% de los inversionistas prevé que la economía global se fortalezca en los próximos 12 meses – un gran incremento del neto 11% que opinaban lo mismo en febrero. En enero, la mayoría de los encuestados predecían que la economía se debilitaría. La confianza en la eurozona ha aumentado – este mes se observa una división exacta entre aquellos que prevén una economía de la eurozona más fuerte o debilitada. En febrero, un neto 35% predijo que la economía se deterioraría.

Los inversionistas se encuentran más optimistas sobre las ganancias corporativas. Un neto 6% del panel prevé que las ganancias corporativas mejoren en el próximo año. Hace un mes, un neto 11% predijo que las ganancias se reducirían.

Pocos inversionistas creen que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) se involucre en más flexibilización cuantitativa (QE). Casi la mitad del panel (47%) prevé que no haya más QE en Estados Unidos, por encima del 36% que lo pensaba en febrero. 39% predice que el Banco Central Europeo no extenderá la QE, por encima del 23% que lo creía hace un mes. Sin embargo, los inversionistas pronostican una mayor inflación con un 13% neto que prevé que aumentará en el próximo año. Hace un mes, un 16% neto predecía que la inflación caería.

“El prospecto de una mayor inflación refleja la victoria de los bancos centrales en la guerra contra la deflación. El apetito de riesgo está aumentando con unos fondos de cobertura más activos, pero el efectivo sigue en los márgenes para ponerse a trabajar”, señaló Michael Hartnett, estratega en jefe para Renta Variable Global de Bofa Merrill Lynch Global Research. “Estamos siendo testigos de una rehabilitación de las prospectivas de crecimiento europeas, impulsadas por una fuerte caída en las preocupaciones de la deuda soberana en la Unión Europea”, según Gary Baker, director de estrategias para Renta Variable Europea de BofA Merrill Lynch Global Research.

La atención cambia de los mercados emergentes a las economías desarrolladas

Las prospectivas de crecimiento en Europa, Estados Unidos y Japón están ensombreciendo a los mercados emergentes, donde algunos inversionistas se están volviendo bearish.

Los inversionistas globales tienen muchas menos preocupaciones sobre la eurozona. El número de inversionistas que mencionan la deuda soberana de la Unión Europea como su “riesgo de cola” número uno ha declinado fuertemente a 38% este mes, habiendo estado en 59% en febrero. Los inversionistas dentro de la eurozona están más bullish en cuanto al crecimiento y mucho menos preocupados por las ganancias corporativas. Un 7% neto prevé que las ganancias corporativas en la eurozona se deterioren en los próximos 12 meses, por debajo del 39% neto que lo pensaba en febrero y el 84% neto que lo hacía en diciembre.

Un 29% neto de los inversionistas en Estados Unidos piensan que la economía estadounidense se fortalecerá en el próximo año, por encima del 15% neto que lo creía en febrero. Los administradores de fondos en Japón son los más bullish, con un 91% neto que piensa que la economía japonesa se fortalecerá, por encima del 47% neto que lo creía hace dos meses.

Mientras que los Mercados Emergentes Globales permanecen la región más popular, algunas preocupaciones sobre las prospectivas de crecimiento en China han aumentado. Un 9% neto de los encuestados prevé que la economía china se debilitará en el próximo año, por encima del 2% neto que lo creía en febrero. El sentimiento en Asia Pacífico (excluyendo a Japón) se ha desalentado. Un 41% neto de los respondientes en la encuesta regional pronostica que la economía de la región se debilitará en el próximo año, por encima del 35% neto que lo pronosticaba el mes pasado.

Más aún, las preocupaciones por la inflación han aumentado de manera considerable entre los administradores de fondos en Asia Pacífico. Un 41% neto de los encuestados ahora pronostica que la inflación en la región aumente en el año. Hace sólo un mes, un 5% neto predecía que la inflación bajaría.

Redacción

Deja un comentario