¿Cómo identificar nuevos modelos de negocios?

Explorar sistemáticamente alternativas para valorar la creación, permiten a las compañías encontrar nuevas oportunidades de crecimiento.
Recientemente, un cuarto camino ha emergido, uno que puede medir el “alcance de un modelo de negocios”: la búsqueda del crecimiento mediante la mejora de modelos de negocios. La experimentación del modelo de negocios está hecha para explorar nuevas alternativas que generen un nuevo valor al producto sin “experimentos complicados” que impliquen grandes costos. Este proceso crea ventaja sobre los posibles competidores y disminuye el riesgo de tomar un mal camino, además de que crea una relación entre la innovación de negocios y la creación de valor de estos mismos.

Las organizaciones tradicionalmente persiguen el crecimiento por medio de 3 caminos:

•Invierten mucho en el desarrollo de productos para crear nuevas y mejores ofertas.
•Desarrollan un conocimiento profundo del consumidor para encontrar nuevas y mejores formas de satisfacer las necesidades del cliente.
•Formular estrategias para crecer por medio de adquisiciones o incursionando en nuevos mercados.

¿Qué es un modelo de negocio?

A nivel conceptual, un modelo de negocio toma en cuenta todos los aspectos de cada área de la compañía para ayudar al desarrollo de un producto o servicio que genere mayor rentabilidad y encontrar su mercado objetivo.

Exploraremos el concepto de un modelo de negocio mencionando algunas “preguntas clave” para su elaboración: ¿Cuál es el mercado meta? ¿Cuál es la necesidad que se cubre? ¿Qué se va a ofrecer? ¿Cómo tiene acceso el cliente a lo que se ofrece? ¿Qué roll jugará nuestro negocio para proveer lo ofrecido? ¿De qué manera generaremos utilidades?

Empezando el proceso

El primer paso para mejorar o elaborar un modelo de negocio es: Crear una plantilla en la cual se examinen las posibles respuestas para las “preguntas clave”. Estas preguntas que ayudan a formar el modelo de negocio, representan una serie de decisiones las cuales tienen un conjunto de posibles resultados. Para encontrar un nuevo camino a seguir es importante seleccionar una respuesta de cada categoría y unirlas. Y, por supuesto, seleccionar diferentes combinaciones crea nuevos posibles resultados.

En el proceso de la innovación o mejora del modelo de negocio se pueden descubrir oportunidades para cubrir las necesidades del cliente de una manera mucho más innovadora
que cualquiera de nuestros competidores.

En vez de hacer una lluvia de ideas con varias alternativas para la pregunta “¿Qué vamos a ofrecer?”, se podría partir esta categoría en partes y responder una serie de preguntas adicionales y más específicas como:

¿Será producto o servicio?
¿Debe de ser igual para todos o personalizable?
¿Los beneficios serán tangibles o intangibles?
¿Venderemos algo genérico o de marca?

Reduciendo las opciones
Al trabajar con diferentes combinaciones de las opciones elegidas, se puede ver que algunas están relacionadas entre ellas. Por ejemplo, si lo que ofrecemos es un bien duradero como un coche, no es posible pensar que el cliente necesitara uno nuevo frecuentemente. Esto hace que se reduzca el número de opciones a explorar.

Algunas respuestas forman un camino más natural para hacer el negocio más eficiente. Algunas llevarán a modelos que son más flexibles de implementar que otros, tomando en cuenta la competencia existente y su capacidad para desarrollar otras nuevas.

Tomado del artículo de Joseph V. Sinfield,
Edward Calder, Bernard McConnel y Steve Colson
Traducción: Andrea García

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”zif5DgtXlN8″]

Deja un comentario